Martes, 26 Octubre, 2021 - 10:58

Aníbal Fernández: “No veo un golpe blando, pero tampoco creo que hay que vivir entre algodones”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Seguridad apuntó contra la oposición por hablar de “terrorismo” en los ataques en la Patagonia y calificó a Mauricio Macri de “descerebrado”.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que no ve un intento desestabilizador ni de "golpe blando" al Gobierno -tal como denunció Victoria Tolosa Paz- y a la vez, lanzó duras críticas a la oposición por hablar de terrorismo en relación con los ataques en la patagonia.

En una entrevista radial con El Destape, a Fernández le preguntaron si pensaba que había un intento de golpe blando contra Alberto Fernández: "Yo no, pero tampoco soy de los que cree que hay que vivir entre algodones. La vida es la vida y uno tiene que actuar todos los días haciendo lo que tienen que hacer", señaló.

Así, el funcionario de distanció de la acusación de la primera candidata a diputada del Frente de Todos, quien habló de un intento de la oposición de "arruinar al Gobierno".

"Es lo que llaman en el mundo 'golpes blandos'. Arruinar al Gobierno tiene que ver con pensar y generar condiciones muy adversas para que la vida se le complique a más cantidad de personas para debilitar y hacer un golpe blando", sentenció Tolosa Paz y redobló la apuesta: "Un golpe blando en materia econonómico, comunicacional y en cada una de las que puedan. Está claro que están dispuestos a todo".

Al cuestionar a la oposición por hablar de terrorismo, Anibal Fernández apuntó contra Macri y lo calificó de "descerebrado".

El funcionario insistió en que desde la oposición se habla de terrorismo "porque el 14 (de noviembre) hay elecciones y cada uno trata de sacar la ventaja que puede. Politiquera, pero ventaja al fin".

Y agregó: "Nosotros entendemos que eso de poner palabras complicadas como querer hablar de lo sucedido como presencia del terrorismo, no tienen idea de lo que están hablando o hay un grado de caradurez inmenso para tratar de sacar ventaja de la situación, y no debemos permitir que suceda porque pone en zozobra el pueblo argentino".

Para Aníbal Fernández, los ataques en la Patagonia no dan cuenta de un problema de seguridad nacional sino que son "una agresión de parte de un grupo que se autodenominan mapuches y que ha obligado a la provincia a actuar".

Al insistir con los cuestionamientos a la oposición por hablar de terrorismo, señaló que "es irresponsable todo y proviene de las mismas usinas".

"No voy a callarme con el tema del terrorismo porque es un despropósito y una irresponsabilidad", remarcó, y al identificar a los que considera responsables por esos cuestionamientos, apuntó: "Macri es un descerebrado, no se puede esperar más, y la ex gobernadora (por Vidal) que no sabe cómo explicar cómo compró ese departamento, y otros personajes que tratan de subirse a esta calesita".

Después de reclamar "hablar en serio" y "no banalizar" palabras como terrorismo, Fernández insistió en calificar los ataques en El Bolsón como "delitos comunes que tienen que tratarse con la policia de la provincia y la justicia de la provincia", y contó que este lunes efectivos de Gendarmería detuvieron a dos personas que intentaban incendiar una capilla.

Fuego amigo: las críticas de Berni

Aníbal Fernández también se refirió a los cuestionamientos del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, pero negó que vaya a tener una charla con el funcionario porque, según advirtió, "no hay nada para hablar".

"Él asume este gesto que no se comprende de dónde viene y a dónde quiere ir y no tiene ningún sentido. Y yo voy a seguir hablando porque sí tengo jurisdicción sobre el área de donde estoy hablando y responsabilidades que actuar al respecto. Nos importa todo y estamos colaborando con la investigación", lanzó Fernández.

Además, a la ironía de Berni desde Twitter, Fernández respondió con otra: "Miran las cosas desde la tribuna y desde la tribuna todo es fácil. Le dicen a Messi cómo tienen que hacer para tirar el tiro libre, pero la realidad es que hay que discutirse desde adentro de la cancha convencidos de que lo que estamos haciendo es algo propositivo para el crecimiento, el desarrollo y el respeto en una región que tanto lo necesita".

Fuente: 
Clarín

Notas relacionadas