Lunes, 29 Noviembre, 2021 - 13:26

Hay un positivo, determinan la variante
Alerta por Ómicron en Argentina: Sanidad confundió África con Asia y habilitó el ingreso de un crucero procedente de Cabo Verde

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La alarma que genera la variante Ómicron de coronavirus, que ya provocó una ola de contagios en países del sur de África, impuso restricciones en varias partes del mundo, incluída la Argentina, donde el último viernes se dio una situación insólita.
 
El buque “Hamburg” amarró en la Terminal de Cruceros Quinquela Martín y las autoridades confundieron su procedencia: África por Asia. Según supo Clarín, tardaron doce horas en darse cuenta del error geográfico y en todo ese tiempo no aplicaron el protocolo ante la nueva cepa africana
 
Una inspectora de la Dirección de Sanidad de Fronteras, que depende del Ministerio de Salud, ubicada en el puente de mando del buque crucero de bandera de Bahamas MS Hamburg, se comunicó con otra funcionaria del mismo organismo que se encontraba en tierra y que sostenía que la embarcación proveniente de Cabo Verde era parte del continente asiático.
 
El error de quien argumentaba que la isla, ubicada frente a las costas senegalesas, se encuentra en Asia, hizo que la nave proveniente del continente africano ingresará al país casi sin controles, en medio de la alarma mundial por el surgimiento de la variante Ómicron de coronavirus.
 
“Boluda, este barco viene de Cabo Verde, ¿eso no es en África?”, fue el insólito diálogo entre las funcionarias de frontera, según publicó el sitio Infobae.
 
Este lunes, se publicaron las nuevas restricciones en nuestro país para personas que estuvieron en ese continente durante en los últimos 14 días. En tanto, las autoridades de fronteras recibieron instrucciones para extremar los controles para postergar lo máximo posible el ingreso de la nueva cepa al país.
 
Una vez descubierto el insólito error, se dispuso a que los pasajeros de la nave entren en cuarentena por las disposiciones del Estado nacional. Sin embargo, previamente los 300 pasajeros, en su mayoría de procedencia alemana, ya habían podido descender.
 
Luego de esta disposición, Prefectura Naval Argentina dispuso una inspección y el personal policial tuvieron que desembarcar y trasladarse a través de un corredor seguro a un centro de aislamiento de la institución.
 
Las autoridades determinaron que una persona dio positivo, fue aislada hasta el 2 de diciembre junto a sus contactos estrechos dentro del crucero. Mientras que solicitaron a las autoridades de epidemiología que se secuencia la muestra para determinar si se trata de la variante Ómicron.
 
Además, se ordenó a los pasajeros y tripulantes el confinamiento en camarotes a la espera de que se realicen los hisopados correspondientes para determinar si hay personas contagiadas en la embarcación.
 
Fuente: 
Clarin

Notas relacionadas