Miércoles, 30 Marzo, 2016 - 20:11

Debate en Senadores
Aguilar: “Aceptar el arreglo con los holdouts supone una carga muy gravosa para el país”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El senador chaqueño del FpV sostuvo esta tarde que el apuro para votar a libro cerrado el paquete de iniciativas recibido de Diputados es el peor error que se puede cometer si se pretende abordar seriamente el problema de la deuda.
 
Eduardo Aguilar, titular de la comisión de Economía Nacional e Inversión del Senado, ya había adelantado su voto en contra de la legalización del acuerdo con los fondos de inversión que quedaron afuera de los canjes kirchneristas, pero en su alocución durante la decisiva sesión que se vive este miércoles agregó algunos porqués.
 
Uno de los ítems más escandalosos que denunció fue la convalidación de “convenios” que se adjuntan al proyecto general. El senador relató que al revisar el material remitido desde la Cámara Baja se encontraron con 'papers' en los que se detallaba una deuda por la suma de US$ 840 millones; desde el gobierno argentino -vía mail- le pedían precisiones al acreedor sobre el monto, y éste, de nuevo vía mail, ajustaba el número a US$ 850 millones. Lo más grave es que el “convenio” era una hoja completamente escrita a mano. “Esas cosas estamos por legalizar”, advirtió.
 
“Estamos convencidos de que hace falta un acuerdo, pagar la deuda para cerrar el proceso de reestructuración que iniciara Néstor Kirchner y continuara Cristina Fernández”, indicó, pero en el marco del escenario que se presentará (“el país va a tener vencimientos de deuda en los próximos cuatro años por no menos de sesenta mil millones de dólares”) instó a sus pares a ser muy cautos.
 
“No es verdad que a las deudas siempre hay que pagarlas, eso no está escrito en ningún manual de Economía; se pagan cuando las vacas están gordas, pero se refinancian cuando las cosas no están bien y hay que hacer refinanciamientos de vencimientos de capital”, señaló. “Todos los especialistas coincidieron en que estamos haciendo frente a una sentencia irresponsable e imprevisible de la Justicia norteamericana y se abre la posibilidad de nuevos juicios: la justicia norteamericana no nos da siquiera las garantías de que acatando esta sentencia injusta, después no vayan a tomar contra el país nuevas demandas de acreedores que se quejen de estos privilegios que ahora estamos otorgando a estos fondos”, expresó.
 
“Creemos que no estamos en una situación en la que a libro cerrado haya que acordar; estudiamos detenidamente todas las fojas de este proyecto de ley que vino de diputados y encontramos razones que nos impiden votar de mantera positiva este acuerdo”, dijo, e hizo hincapié en que “los convenios suman 6500 millones de dólares, y la Cámara de Diputados aprobó endeudamiento por 12000 millones, el doble”.
 
De hecho, advirtió que “la quita ponderada de los convenios que estamos por aprobar es del 21%, es el reflejo de una negociación que se hizo a las apuradas”. 
 
“El proyecto nos pide no sólo que autoricemos, sino que ratifiquemos los convenios que se adjuntan, y no hay absolutamente ningún respaldo ni información en los convenios que nos han sido remitidos. Hice una pequeña tabla con lo que me hubiera gustado que fuera el proyecto: acreedores, cuánta deuda estamos cancelando, cuáles son los intereses devengados, los reclamos... nada de eso figura. No se sabe”, puntualizó.
 
Luego volvió a cuestionar la “prórroga” al cambio de jurisdicción para seguir manejando la deuda, y se mostró preocupado por el uso de los recursos obtenidos: “Todos esperamos que esta deuda no sea dirigida a pagar gastos corrientes, pero la mayoría de los gobernadores argumentaron que quieren el acuerdo para emitir deuda”.
 
Aseguró que el endeudamiento para infraestructura es condición necesaria pero no suficiente para el desarrollo: “da visibilidad política, pero la inversión en infraestructura no va a revertir el signo primarizador y concentrador de nuestra economía”, dijo. “Más importante que el endeudamiento es evitar la fuga de capitales; hay que transformar la estructura productiva y tener una inserción inteligente en la economía internacional, es algo que depende del endeudamiento pero también de esas transformaciones, ojalá que nuestras políticas se orienten en esa dirección”, finalizó.
Fuente: 
Diario Chaco.

Notas relacionadas