Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/630976

España refuerza la seguridad ante la abundancia de cartas explosivas

Foto: NA-Reuters/Violeta Santos Moura.

España reforzó la seguridad en edificios públicos y diplomáticos tras una serie de cartas bomba, incluida una enviada al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y otra a la embajada de Ucrania en Madrid, donde un funcionario sufrió heridas leves.

El Ministerio del Interior reveló este jueves que un "sobre con material pirotécnico" dirigido a Sánchez había sido recibido el 24 de noviembre y desarmado por su equipo de seguridad.

El dispositivo era "similar" a los paquetes recibidos posteriormente por la embajada de Ucrania, una empresa de armas española el miércoles y un dispositivo interceptado en la base aérea española de Torrejón de Ardoz en las primeras horas de la mañana del jueves, reveló la institución.

Un quinto dispositivo fue recibido en el Ministerio de Defensa de España este jueves por la mañana y desactivado por policías especialistas, reveló a la agencia de noticias Reuters un portavoz del Ministerio de Defensa.

Sexto explosivo para la Embajada de los Estados Unidos

La embajada de los Estados Unidos en Madrid recibió una carta similar a las cinco cartas bomba enviadas a la misión diplomática de Ucrania en España y a otros objetivos en el país, informó el jueves la cadena de televisión La Sexta.

Una fuente cercana a la investigación informó a Reuters que los dispositivos enviados a la oficina del primer ministro, la embajada de Ucrania, la base aérea y el fabricante de armas estaban en sobres marrones similares y dirigidos a los directores de cada institución.

Contenían pólvora suelta con un mecanismo de encendido eléctrico que haría que la pólvora se quemara en lugar de explotar, explicó la fuente.

Se solicitó al servicio postal español Correos que colabore en una preselección de todos los sobres similares, agregó la fuente.

El dispositivo enviado a la embajada de Ucrania fue recibido el miércoles a la hora del almuerzo y explotó cuando lo abrió un oficial de seguridad.

El embajador Serhii Pohoreltsev informó al sitio de noticias ucraniano European Pravda que el paquete sospechoso dirigido a él fue entregado al comandante de la embajada ucraniana, quien lo sacó afuera para abrirlo.

"Después de abrir la caja y escuchar un clic, la arrojó y luego escuchó la explosión... A pesar de no sostener la caja en el momento de la explosión, el comandante se lastimó las manos y sufrió una conmoción cerebral", contó ese sitio.

Después del incidente, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, ordenó a todas las embajadas en el extranjero que reforzaran "urgentemente" la seguridad, dijo un portavoz del ministerio ucraniano.

Se confirmó que otro paquete fue recibido el miércoles por la noche en la sede del fabricante español de armas Instalaza en Zaragoza, en el noreste de España, dijo la policía.

Instalaza fabrica el lanzacohetes C90 que España suministró a Ucrania.

Las fuerzas de seguridad españolas también encontraron un presunto artefacto explosivo escondido en la madrugada del jueves en un sobre enviado por correo a un centro satelital de la Unión Europea ubicado en una base de la fuerza aérea en Torrejón de Ardoz, en las afueras de Madrid, informó el Ministerio de Defensa.

Después de escanear el sobre por rayos X, los oficiales de seguridad de la fuerza aérea determinaron que contenía "un mecanismo", se añadió en el comunicado del ministerio.

El centro satelital apoya la política exterior y de seguridad común de la UE mediante la recopilación de información de dispositivos de inteligencia espacial, según su sitio web.

El jefe de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, describió estos sistemas como "los ojos de Europa" en septiembre.