Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/627171

El oficialismo consiguió en el Senado la media sanción para ampliar la Corte Suprema a 15 miembros

Si bien la primera iniciativa del Frente de Todos era llevar el máximo órgano judicial hasta 25 miembros, luego se introdujeron modificaciones. Juntos por el Cambio votó en contra con duras críticas.

El interbloque de senadores del Frente de Todos y aliados consiguieron los justos 36 votos para poder darle media sanción a la ampliación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación luego de lo que fue un largo debate de más de 7 horas que no contó con la presencia de la presidente del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner.

El proyecto aprobado en la cámara alta establece llevar el número de integrantes del máximo órganos de justicia de la Nación a 15 miembros, siendo que el número actual es de cinco.

Si bien en un principio el proyecto del Frente de Todos, que fue impulsado por la Liga de Gobernadores, buscaba una Corte de 25 miembros, finalmente el oficialismo hizo modificaciones y lo bajó a 15.

Además la iniciativa establece que el nuevo cuerpo podrá integrarse por hasta ocho jueces o juezas del mismo género con el objetivo de asegurar la paridad de género.

El pleno de Juntos por el Cambio se mostró en contra del proyecto y le dio 33 votos en contra en medio de duros cuestionamientos al oficialismo.

"¿El objetivo de esto es tener mejor justicia? No, es tener una Corte de más representantes provinciales, y como hay muchas más provincias del PJ, quieren que la justicia funcione partidizándose", planteó el radical Martín Lousteau.

Además manifestó que "¿Conquistar políticamente la Corte qué resuelve de nuestros problemas? ¿Da la tranquilidad de que se va a recibir justicia? Nada de esto va a contribuir a mejorar la justicia, sino a echar más dudas sobre cómo funciona la justicia".

A su turno, el representante del PRO Humberto Schiavoni dijo que "No hay ningún especialista que afirme que ampliar el número de miembros de la Corte Suprema va a agilizar la mora en la resolución de los expedientes, todo lo contrario, el trámite se va a volver mucho más engorroso y las causas se dilaten aún más".

El radical formoseño Luis Naidenoff opinó que "la gente no cree en el diálogo por estas cosas, ¿pueden hablar de dialogo con este tipo de tratamiento? Si quieren ser serios este proyecto de ley debe volver a comisión, porque saben que en Diputados este proyecto no pasa".

Finalmente, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo (UCR), dijo entre otras cosas que "Manipular el debate, que por el desprestigio de la Justicia necesitamos ampliar la Corte Suprema, no creo que sea un argumento de peso ni que sea un argumento que valga traer al recinto si queremos profundidad en el debate".

Por el lado del oficialismo el kirchnerista Oscar Parrilli señaló que "De los cuatro miembros que hay hoy en la Corte, dos definen absolutamente todo, se votan a sí mismos ¿esta es la Corte que queremos? Tenemos que tener otra, no por nosotros, sino por la democracia y por el gobierno que será electo en el 2023".

Por su parte, Juliana Di Tullio opinó que "Esta Corte tiene que ser ampliada porque tiene que ser autocontrolada y porque es la única manera que sea más democrática, que sea independiente en serio y que sea federal. Nosotros creemos que ampliar la Corte beneficia a la gente".

La mendocina Anabell Fernández Sagasti sumó que "Si esto estuviera totalmente alejado de la gente no habría un 80% de insatisfacción respecto a la Justicia. ¿Está mal plantear que necesitamos pluralismo y perspectiva de género en la Corte? Algunos tienen miedo de sentarse a discutir políticas de Estado".

A su turno, Alberto Weretilneck, representante de Juntos Somos Río Negro y uno de los aliados del Frente de Todos para que consiga el ajustado número necesario para aprobar la iniciativa, dijo que "Estamos proponiendo que el control constitucional de los actos de este Congreso y del Poder Ejecutivo sea más democrático y tenga más miradas y puntos de vista. Porque cuantas menos personas integran una corte, mayor autoritarismo y menor transparencia".

Ahora el proyecto pasará a la Cámara de Diputados de la Nación, en donde Juntos por el Cambio espera poder frenar la sanción de la nueva norma. Es que en esa cámara el panorama para el Frente de Todos es más oscuro.

Es que el oficialismo cuenta con 118 diputados nacionales y debe juntar 129 para conseguir el quórum. El esquema de alianzas que suele manejar en el recinto no le alcanza para llegar al número necesario por lo que deberá contar con el apoyo de otras fuerzas.

LA POSICIÓN DE CAPITANICH

El gobernador chaqueño Jorge Milton Capitanich es uno de los principales líderes de la Liga de Gobernadores y en es ese rol también fue uno de los impulsores de la ampliación de la Corte Suprema.

El pasado 29 de junio el mandatario provincial fue uno de los seis jefes provinciales que fue al Senado a defender la iniciativa ante el plenario de la comisión de Asuntos Constitucionales.

En ese marco, Capitanich manifestó que "La composición del Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sido centralista, misógina y con un sesgo antifederal ". Además afirmó que "la República Argentina ha vivido tres tensiones estructurales: gobernabilidad y calidad institucional; estabilidad macroeconómica y crecimiento; inclusión social y distribución del ingreso".

Añadió también que "nos parece muy trascendente establecer esto, lo que nos trae acá es una decisión: nosotros entendemos que se han agudizado las asimetrías en la distribución espacial del ingreso en la República Argentina . Parte de esa garantía debía también estar enmarcada en el Poder Judicial de la Nación y su autoridad máxima que es la Corte Suprema, pero las provincias fueron deliberadamente excluidas".

Afirmó que "no hay independencia del Poder Judicial desde el ámbito político o partidario, hay dependencia respecto a corporaciones que promueven un mecanismo de presión y manipulan y manejan la justicia a su antojo. Eso es lo que hay que decir".

A modo de cierre, lanzó: "Muchas de las acciones que se adoptan por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación por un reduccionismo del número de miembros que implican permeabilidad y presión corporativa se puede lograr mejorar de una manera clara, eficaz y eficiente logrando la democratización de sus miembros, una organización eficaz y eficiente y verdaderamente decir al final de cada fallo: ‘será justicia’".

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ