Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/625152
María Dora Flores

Periodista

"¿Había algo más cruel?", duro alegato del fiscal que pidió perpetua para los imputados por la muerte de una bebé

El fiscal Carlos Recala dijo que la madre y el padrastro de la bebé fallecida de Quitilipi "no solo la mataron sino que se despojaron de un objeto". 

Diario Chaco en las últimas instancias del juicio

En la Cámara Segunda en lo Criminal de Sáenz Peña dieron inicio este miércoles los alegatos en el juicio que se le sigue a Melisa Vallejos y Héctor Gómez por la muerte de la pequeña de dos años, la cual tenía calvadas dos agujas de coser en el cuerpo y signos de haber sido asfixiada manualmente.

Por casi dos horas el titular del Ministerio Publico Fiscal, Carlos Rescala, evaluó y analizó cada una de las pruebas existente en el expediente, entre las que se encontraban las testimoniales, sobre todo la declaración del médico forense, el informe del IMCIF y la declaración de los imputados.

Para el titular del Ministerio Publico, "el testimonio de Gerardo Bravo fue de gran valía ya que rindió prácticamente un examen en este juicio y respondió todas y cada una de las preguntas en sala". En este punto, al mencionar la autopsia, mostró a modo de ejemplo en una muñeca el lugar donde fueron clavadas las agujas en el cuerpo de la bebé y también cómo habría sido la estrangulación manual.

Diario Chaco en las últimas instancias del juicio

Sostuvo además que "la muerte de la menor no se produjo de forma natural, sino por la introducción de las agujas y la asfixia", al tiempo que aseguró que no existió mala praxis médica: "No se advierte ninguna situación con respecto a la actuación de las medicas" que asistieron a la menor.

Al referirse a quién o quiénes serían los responsables de la muerte de la bebé dijo el fiscal que la misma "se produce en la vivienda en ocasión de estar en la casa ambos padres, la menor siempre estuvo con ellos, no hay otra persona que pudiera haber hecho eso". 

Al analizar las declaraciones de los testigos señaló que "se condujeron con naturalidad absoluta, son testimonios creíbles en todo su contexto y contenido".

HOMICIDIO, ENSAÑAMIENTO Y ALEVOSÍA

Consideró Recala que no había una tentativa de homicidio, es decir que no estuvo de acuerdo con la calificación con la que el caso fue elevado a juicio. "Hay un delito de Homicidio Agravado por el vínculo para la madre de la menor, además de ensañamiento y alevosía". En cuanto al padrastro estimó que el delito es el de "Homicidio, ensañamiento y alevosía" , no encontrándose elementos relacionados con la violencia de género.

Hubo un deseo, indicó, de dar muerte por parte de ambos. "No solo la mataron, se despojaron de un objeto por la forma en que lo hicieron. No fue un acto casual, fue intencional , por el modo en que se consumó el hecho, por la utilización de las agujas de coser las cuales estaba infectadas porque estaban oxidadas", sentenció.

Diario Chaco en las últimas instancias del juicio

En su resumen, el fiscal consideró que "había una clara manifestación de que la criatura sufra, por eso se le introdujo una segunda aguja para acelerar la muerte". 

En otra parte de los alegatos, calificó el accionar de la madre como una traición hacia su hija: "La traición que ejerce la progenitora sobre su propia hija, rompe su vínculo materno filial" y en este punto se preguntó si ¿había algo más cruel para una criatura que eso?

Tuvo un párrafo aparte haca el comportamiento de ambos imputados durante el proceso. "Ella fue una espectadora de lujo y el único momento en que emocionalmente tuvo un atisbo de lo que pasaba fue cuando declaró Gómez y que prácticamente la imputó del hecho, ahí recién se la vio reaccionar señalando que iba a pelear por su libertad. En ningún momento hablaron de la bebé", menciono Rescala.

El titular del Ministerio Público Fiscal acusó formalmente a Melisa Vallejos por los delitos de Homicidio Agravado por el vínculo por ensañamiento y por alevosía y para Héctor Gómez por el delito de Homicidio calificado, ensañamiento y alevosía y al meritar la pena consideró que la misma debería ser perpetua.

Al finalizar su alegato hizo referencia a la cantidad de hechos que involucran a niños como víctimas y tal sentido dijo que así como se visibiliza la cuestión de género, u otros temas, se debe visibilizar estas situaciones con política públicas efectivas.

Pulsá aquí para comentar en Facebook