Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/625079

Juicio por obra pública: fiscales volvieron a marcar falta de controles y desligaron a jefes de Gabinete

El fiscal Diego Luciani

Este martes se reanudó el juicio por la obra pública entre 2003 y 2015, que tiene como principal imputada a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, y la Fiscalía llevó a cabo la sexta jornada de sus alegatos.

En este sentido, durante la jornada se hizo referencia a las actitudes de los jefes de Gabinete que pasaron por las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner y el fiscal federal Diego Luciani afirmó que "los jefes de Gabinete fueron cambiando pero la estructura de la asociación ilícita se mantuvo".

Se ejemplificó expresando que en los 12 años pasaron cinco jefes de ministros, mientras que el ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el titular de la Dirección Nacional de Vialidad Nelson Periotti, se mantuvieron durante los 12 años de gobierno.

"Seria desacertado inferir que los ex jefes de gabinete hayan podido recibir órdenes de sus superiores jerárquicos, Néstor y Cristina Kirchner, a los fines de direccionar o beneficiar a Lázaro Báez. Esto es así porque la obra púbica ya venía dirigida desde un nivel anterior a aquellas limitadas intervenciones que tenían los jefes de gabinete", añadió Luciani.

A su vez, Luciani y el fiscal Sergio Mola también hicieron referencia a la falta de controles sobre las obras. El primero afirmó que "no se pudo hacer ningún control real sobre los recursos destinados a las obras de Báez", sostuvo.

Por su parte, Mola apuntó que "los acusados conocían el funcionamiento de la administración" y fue marcando una serie de falta de controles en diferentes áreas del Estado. Además se refirió al Tribunal de Cuentas de Santa Cruz y lo catalogó como "un órgano parasitado", ya que no efectuaron sobre licitaciones ni obras públicas.

Otra de las áreas en donde afirmaron que no hubo controles fue en la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), espacio donde se desempeñó como síndica general adjunta Alessandra Minnicelli, la esposa de De Vido.

La jornada de este martes fue la primera luego de una serie de recusaciones interpuestas ante los fiscales y también ante dos de los jueces del tribunal, todas rechazadas por el Tribunal Oral Federal 2.

Cabe marcar que la Fiscalía tiene estipuladas nueve jornadas de alegatos. De no haber modificaciones, la última sería el próximo lunes. Allí se conocerá el pedido de pena para los acusados.

Posteriormente comenzarán los alegatos de las defensas de los imputados. La primera defensa en exponer será la de Lázaro Báez. La de Cristina Kirchner será la sexta.