Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/624930

La prensa conservadora de irán celebró el ataque al escritor Salman Rushdie

"Besemos las manos del que desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo", escribió el periódico Keyhan

Ataque contra Salman Rushdie

El escritor Salman Rushdie estaba amenazado de muerte desde 1989 por una fatwa emitida por el régimen iraní y fue atacado finalmente este viernes. Las autoridades políticas y religiosas de Irán mantienen un silencio absoluto mientras la prensa más conservadora de ese país celebra el crimen. "Besemos las manos del que desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo", escribió el periódico Keyhan. 

El escritor británico de origen indio, de 75 años, fue apuñalado este viernes en un acto público en Estados Unidos por un joven de 24 años identificado por la policía como Hadi Matar, de 24 años . Según el sitio The Post, una investigación inicial sugiere que Hadi simpatiza con el régimen iraní y la Guardia Revolucionaria Islámica.

Rushdie, que permanece internado en grave estado y con respiración asistida, vive desde 1989 amenazado de muerte por una fatwa emitida por el fundador de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ruholá Jomeiní, por su libro "Los versos satánicos".

De momento, ni el Gobierno ni los líderes religiosos iraníes han hecho declaraciones acerca del ataque contra el escritor. Incluso hubo unos pocos medios de comunicación que celebraron el ataque. 

El periódico conservador Keyhan, cercano al líder supremo, alabó el hecho y ofreció "100 bendiciones de Dios" al atacante. "Felicitaciones a este hombre valiente y consciente del deber que atacó al apóstata y depravado Salman Rushdie en Nueva York. Besemos las manos del que desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo", agregó

Por su parte, el diario Jorasán afirmó en su portada que "Satán va camino al infierno" en relación a Rushdie.

Por su parte, Mohamad Marandí, asesor de comunicación de Irán en las conversaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015, tuiteó: "No derramaré ninguna lágrima por un escritor que denuncia a los musulmanes y al Islam con infinito odio y desprecio".

Sin embargo, no todos celebraron el ataque contra el autor de Hijos de la medianoche. La activista iraní Atena Daemi, recientemente puesta en libertad tras cinco años en prisión por criticar las ejecuciones, condenó el ataque y acusó a la República Islámica de cometer "crímenes a lo largo del planeta".

Siempre rechazó vivir recluido, pero tuvo que aceptar una protección oficial desde que el ayatollah Ali Jomeini, primer guía de la República Islámica de Irán apeló a su asesinato, el 14 de febrero de 1989, a raíz del libro que juzgó blasfemo por los musulmanes.

Cuando se cumplieron tres décadas de la orden religiosa que ordenaba asesinarlo, Rushdie consideró que el mundo ya era otro.

De visita a Francia a fines de 2018, Rushdie explicó: "Pasaron 30 años. Ahora todo va bien. Tenía 41 años, ahora 71. Vivimos en un mundo en que los asuntos que preocupan cambian muy rápidamente. Ahora hay otras razones para tener miedo, otras personas que matar...", ironizó. Pero el sentimiento anti.Rushdie nunca cesó.

En la fatwa (decreto religioso), un imán pidió a "todos los musulmanes devotos" que ejecuten al autor del libro, a los editores y a "los que conocen su contenido", "para que nadie insulte a las santidades islámicas". Y ofreció una alta recompensa por la muerte del escritor: tres millones de dólares. 

La fatwa lanzada contra el escritor, de nacionalidad estadounidense desde 2016, nunca fue levantada y dejó víctimas: en julio de 1991, el traductor japonés de Los versos satánicos, Hitoshi Igarashi, murió apuñalado, y en las mismas fechas el traductor italiano, Ettore Capriolo, resultó gravemente herido en un atentado.

En 1993, el responsable de la editorial noruega de la obra, William Nygaard, resultó también gravemente herido por tres balas en la espalda. El mismo año, el traductor turco, Aziz Nesin, escapó a un incendio intencionado en el hotel en el que se alojaban los miembros de un festival cultural y en el que murieron 37 personas.

Fuente: Clarín

Pulsá aquí para comentar en Facebook