Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/611551

Con profundo dolor, pintaron dos estrellas amarillas en memoria de Tiziano y Roberto a un año de la tragedia



Familiares de Tiziano y Roberto, el niño de 5 años que murió atropellado junto a su abuelo de 63 por una camioneta, volvieron a pintar dos estrellas amarillas en memoria de las dos víctimas de la "tragedia de Fontana".

En contacto con Diario Chaco , la madre del nene que murió decapitado, Rita, con profunda tristeza recordó que "hace un año el señor Aldo Ramón Romero mató a mi bebé y a mi papá".

"El señor está en su casa con toda su familia viva y yo sin mi bebé hace un año", reclamó la mujer atravesada por el dolor y entre lágrimas, casi sin poder pronunciar las palabras.

Sobre el avance de la Justicia, indicó que en la última audiencia se rechazó el pedido de excarcelación del imputado y el cambio de carátula. Sigue la causa por "doble homicidio con dolo eventual". En agosto habrá una nueva audiencia donde van a presentar pruebas para el juicio.

"Hoy es para recordar a la ciudad de Fontana este hecho. Vamos a poner un cartel en el puente con la foto de ellos para concientizar y que no haya más estrellas. Por favor, que no sumen ninguna estrella más, que ninguna persona salga borracha a manejar o que se pelee con su familia y quiera salir a matar personas. Un año hace que no le tengo más a mi bebé", expresó.

Luego recordó momentos posteriores de que una camioneta atropelle a su hijo: "En ese cuadradito al lado del pastito fue donde encontré a mi bebé solito, tirado y sin cabeza en el piso. Fue ahí. Él estaba allá con su auto encerrado. Llegué y no estaba ni tapado".

Por su parte, la madre del niño sobreviviente, Verónica, revivió el trágico momento: "Este lugar representa todo lo malo. Nosotros éramos seis los que caminábamos ese día, mi papá se quedó a descansar con los dos chicos y con mi hermano y pareja nos adelantamos. Vimos cómo una camioneta sube en el cantero del medio y cuando baja, a toda velocidad, nos pasa muy cerca". 

"Es muy doloroso vivir todo esto de vuelta, pasar por acá y acordarte que ves los tres cuerpos tirados y no sabés qué hacer. Lo único que atinás es a correr, gritar y ver que no sea cierto, que todo sea una pesadilla, que no sea realidad. En ese momento no sabés qué sentido tiene tu vida. No tengo palabras para definir el dolor que siento", dijo.

Y lamentó: "Siento mucho dolor porque mi sobrino venía de mi mano y cuando veo su cuerpo sin cabeza fue lo peor para mi. Mi papá todo destrozado y mi hijo con la cabeza abierta".

"El tipo se tiene que hacer responsable de lo que hizo, que tenga dos dedos de frente y que vea el daño que causó", pidió.

El miércoles 14 de julio de 2021, pasada las 19.30, en avenida 25 de Mayo al 3953 se produjo un accidente de tránsito fatal que terminó siendo conocido como "la tragedia de Fontana". Aquel día, tres personas -un hombre mayor de edad y su dos pequeños nietos- fueron arrolladas por una camioneta Volkswagen Amarok, conducida por Aldo Ramón Romero.

Entre esas tres personas se encontraba Roberto Ramírez de 63 años y sus nietos Tiziano de 5 y otro de 4 que terminó convirtiéndose en "el niño del milagro".

Pulsa aquí para comentar en Facebook