Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/610987

Tras la suba del dólar, el sector de la construcción apuntó contra proveedores: "El panorama no es bueno"

El referente chaqueño de la Cámara Argentina de la Construcción alertó sobre las condiciones de venta de proveedores del sector que, desde el lunes, "presentaron incrementos de hasta un 20 por ciento"."Los aumentos no tienen ningún tipo de justificación", sostuvo.  

El delgado chaqueño de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), Mario Guidini, se refirió a la situación del sector tras el fin de semana caótico en el Gobierno nacional que desató la suba del dólar y la incertidumbre económica.

Guidini dialogó con Diario Chaco  y advirtió que la situación es "muy preocupante" en cuanto a las condiciones de venta y los precios de los materiales utilizados en el sector que, desde este lunes en muchos casos, presentaron incrementos de hasta un 20 por ciento.

La situación es aún peor ya que, según expuso el delegado de CAMARCO en Chaco, "nadie te vende". "Muy pocos proveedores respetaron los precios que nos habían cotizado el día viernes cuando le habíamos mandado los cheques para el pago de esa cotización, y el lunes muy pocos la entregaron, respetaron y cambiaron la lista de precios", advirtió.

"El lunes hubo una nueva lista de precios con un 10 y un 20 por ciento arriba, a diferencia del viernes", sostuvo Guidini sobre los precios de la materia prima de la construcción tras el cambio en Economía y la suba del dólar ayer en la apertura de los mercados.

En ese sentido, el referente del sector indicó que la complicación reside en la postura de los proveedores: "La construcción tiene un problema básico, el proveedor, el que te provee cemento, hierro, acero lo que sea, tiene las cosas en el mostrador y si quiere te vende y si no quiere, no te vende. Es decir, él maneja el precio y las condiciones de venta".

"Bombas, plásticos, aceros, etc. no tienen precios, no tienen plazos", señaló y ejemplificó: "Tenemos un proveedor de Buenos Aires que le pagamos anticipadamente en diciembre y hoy nos dice que nos va a devolver la plata a valor histórico y que, si queremos que nos entregue el material cotizado en diciembre, tenemos que hablar de un aumento del 60 por ciento. Es una locura lo que está pasando".

Guidini explicó que en el sector de las empresas de construcción la situación es diferente ya que deben cumplir con los plazos establecidos: "No le podemos decir a nuestro comitente 'esto no te entrego', tenemos que seguir entregando a un precio incierto. Eso es lo que muchas veces no entienden las administraciones cuando decimos paremos la pelota, suspendamos todos los plazos y veamos qué pasa con los precios".

"No estoy en contra de los aumentos, solo destacó que el proveedor no te acompaña. El que morís en la entrega de materiales somos nosotros", sentenció y manifestó: "Espero que las cosas se retrotraigan porque, a mi entender, los aumentos no tienen ningún tipo de justificación todavía. Porque no aumentaron los servicios, ni la mano de obra. No hay ninguna situación por la que los precios tengan que aumentar".

En cuanto a las perspectivas de acá en adelante, a la espera de las medidas de la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, el empresario indicó que "tampoco son positivas por las características de la ministra de Economía".

Explicó además que a, nivel local, presentaron "las notas pidiendo la suspensión de plazos, pero eso es algo que se hace siempre y no otorgan nunca. Porque están los planes políticos de entrega de obras, etc. La suspensión de plazos y la suspensión de ritmo de obra también implica que vos no vas a contratar mano de obra, lo cual va en contra de las necesidades políticas que tiene la gente. Hay un montón de cosas que se suman que hace que tengamos que seguir".

Frente a la negativa de los proveedores y la suba de precios, Guidini detalló que optan por elegir "algunos ítems que no tienen gran incidencia o trascendencia" u ocupan "materiales que tenemos en stock y vamos eligiendo esas actividades. Si nos sobra piedra y cemento, hacemos pavimento, contrapisos, hormigones, etc.". "No es bueno el panorama", insistió.  

Consultados sobe el diálogo con el gobierno provincial, aseguró que "es bueno" aunque señaló que el manejo de precios "es un resorte que escapa al gobierno provincial". "Ellos pueden manejar un poco los plazos de obra, veremos que flexibilidad están dispuestos a darnos. Pero en principio, la flexibilidad nunca es para atajarnos del aumento de precios", advirtió.

"El panorama es muy feo para los que estaban trabajando. Tenemos que dar gracias que estamos trabajando, pero las condiciones no son ni cercanas a las ideales", expresó.

REACTIVACIÓN TRAS LA PANDEMIA

Cabe señalar que el sector viene de una fuerte reactivación tras la recesión global por la pandemia del coronavirus. "Fue el sector que más se reactivó y que más empleo privado generó. La reacción de la construcción creo que fue inclusive mayor a la del turismo", marcó Guidini.

Incluso, señaló que a diferencia de "Buenos Aires, donde los indicares que estaba desacelerando el nivel de crecimiento, en Chaco eso no lo vimos". En esa línea, destacó el "esfuerzo de nuestro gobernador (Jorge Capitanich) para mantener el ritmo de obra y para conseguir inversiones".

"El tema es del Gobierno nacional que inesperadamente cambia el ministro de economía, pudiendo hacerlo bien. La parte de precios es muy preocupante", cerró.

Pulsa aquí para comentar en Facebook