Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/610242

Muerte de un subteniente en Corrientes: el Ejército suspendió a 11 oficiales mientras sigue la investigación

Luego de la terrible muerte de un joven de 22 años tras la "fiesta de iniciación" del Ejército, desde la fuerza comenzaron a tomar medidas y se pusieron a disposición de la justicia.

El Ejército Argentino suspendió de forma preventiva a 11 oficiales que habrían estado implicados en el fallecimiento del subteniente Matías Ezequiel Chirino, de 22 años, que perdió la vida luego de la "fiesta de iniciación" que realizó la fuerza en Paso de los Libres, Corrientes.

Además, en un comunicado oficial expresaron también que se ponen a disposición de la Justicia y aportarán "toda la información que sea requerida".

"El jefe del Estado Mayor del Ejército, general de División Guillermo Olegario Pereda, ordenó en forma inmediata, se instruyan las actuaciones de Justicia Militar tendientes a esclarecer el hecho y determinar las responsabilidades individuales que correspondan en el marco de lo establecido en el Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas", se indicó.

Ante esta dura situación, aseguraron que se avanzó con "la suspensión del servicio, en forma preventiva, de todo el personal involucrado en los hechos que son motivo de investigación, entre ellos 11 oficiales, ante la presunta comisión de faltas gravísimas".

"Asimismo, en forma paralela a la investigación ordenada, el Ejército Argentino continúa a disposición del Juzgado Federal de Paso de los Libres, a los efectos de brindar toda la información que sea requerida, en el marco de las actuaciones judiciales correspondientes", cierra el comunicado de prensa.

Cabe recordar que durante el martes trascendió que la justicia había logrado determinar que el joven Chirino murió ahogado con su propio vómito, luego del evento festivo en el que se habría consumido gran cantidad de alcohol y comida.

Chirino había egresado del Colegio Militar de El Palomar luego de cuatro años de estudio y había llegado hace poco tiempo a Paso de los Libres, Corrientes, donde iba a estar por unos seis meses en el Grupo de Artillería N° 3 para completar su instrucción.

"ESTO NO FUE UN ACCIDENTE"

Ezequiel Chirino, padre de Matías, habló en nombre de la familia y aseguró que a su hijo "lo obligaron a tomar alcohol en exceso, esto no fue un accidente".

Ante la situación, el hombre decidió denunciar al personal superior de la Fuerza por maltrato.

"Fue lo peor que me pasó en la vida. Estaba en un hotel alojado todavía y recibo una llamada que, desde el otro lado del teléfono, se presentó como ‘De la Torre, encargado del grupo de artillera Monte 13’ y me dijo: ‘Venite al hospital porque tu hijo está muerto’. En un ataque de pánico, tiré el teléfono, dije que no podía ser, no reaccionaba. Devolví la llamada, me atendió de nuevo diciéndome que había fallecido, que estaba muerto", recordó el hombre.

El padre de la joven víctima aún estaba en tierras correntinas porque había acompañado a su hijo para que se instale en el lugar.

Según los primero datos de la autopsia, el muchacho murió por ahogamiento y un posterior paro respiratorio por abundante ingesta de bebida y comida. Ezequiel Chirino comentó que a su hijo "lo hicieron dormir en el suelo, con un colchón y, cuando se despertaron sus compañeros totalmente también en mal estado, le hicieron RCP, pero ya debe haber estado muerto".

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ