Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/608627
Gilda Ratti

Periodista

Cristian Muriel: "Diario Chaco se consolida indiscutiblemente como el diario digital más importante de la provincia"

Cristian Muriel comenzó a trabajar en Diario Chaco cuando el medio recién estaba buscando su lugar y, una vez dentro, logró ver su consolidación. Llegó a ser subdirector y su aporte fue más allá de lo periodístico. 

Varias son las miradas que aporta Muriel, que vivió el medio desde la rutina del día a día y ahora sigue sus pasos con una mirada desde afuera.

- ¿Cómo recordás tus 10 años de paso por Diario Chaco? 

- Fueron bravos los diez años, fueron distintos. La lectura que yo hago es que Pedro Teruel cuando inaugura el diario lo hace con un concepto que él tenía muy definido que era tener un diario digital. Él quería trasladar el formato y el hacer periodístico de la gráfica al campo digital. Era una época nueva en la que todo era bastante precario, todo se hacía por primera vez. Lo que hicimos durante toda esa etapa fue tratar de retener las formas tradicionales del periodismo con algunas innovaciones que iban surgiendo, por ejemplo, la intuición que teníamos de lo que después serían las redes sociales. Esa fue la primera herramienta que tuvo Diario Chaco para convertirse en líder en la provincia y en la región: los comentarios. Era un diario, un portal de noticias, que tenía periodistas dedicados a cuidar los contenidos de los comentarios, respetando las reglas básicas y permitiendo esa interacción constantemente con los lectores y las lectoras. 

- ¿Fue difícil pensar el contenido de algo que hasta el momento era pensado para la gráfica y pasarlo a lo virtual?

- Se perdía mucho tiempo a pesar de que se hacía todo a todo lo que da. Competíamos contra las radios que en el momento estaban al aire y nosotros pocos minutos después teníamos que estar con la nota redactada. Así que la dinámica de trabajo entre la gente que estaba en la calle y la gente que estaba en la redacción, la logística, fue evolucionando, nos fuimos adaptando, fuimos encontrando maneras de llegar mejor a ese objetivo. Pero trabajando fieles a una manera tradicional de hacer periodismo logramos conservar ese núcleo, ese contrato de lectura, la razón por la cual los lectores confiaban en Diario Chaco y eso lo mantuvimos durante años.

- ¿Y cómo fue adaptarse a las redes sociales y las nuevas plataformas? 

- Primero con dificultades. Hay dos cosas, una es el cambio permanente que tiene que hacer un sitio web en términos de infraestructura tecnológica para no quedar desfasados en los formatos. Y luego, esos cambios también van acompañando los cambios tecnológicos que hay en el entorno, en el ecosistema digital, por eso yo creo que el primer cambio importante fue la aparición de Facebook, fue lo primero que sacudió el mercado y nos obligó a tomar decisiones importantes y rápidas como por ejemplo empezar a ver cómo íbamos a seguir con los comentarios. Tan valiosos eran los comentarios en Diario Chaco que llegó a ser amenazado para que retiráramos los comentarios de la gente, para tener pauta publicitaria en ese momento, Pedro eligió renunciar a esa pauta con tal de seguir teniendo el sistema. Así que el desafío ahí fue importante en varios sentidos, técnicamente para hacer la migración que tardó un tiempo largo y luego editorialmente para ver si estábamos o no dispuestos a aceptar que nos putearan en todos los idiomas o que agredieran de pronto a un entrevistado, vos hacías una entrevista y en Facebook le decían de todo y el entrevistado llamaba y decía "che pero la verdad que me llamaste a hacer una entrevista y la gente me está diciendo barbaridades" y no podíamos hacer nada con Facebook, bueno, la sociedad también tuvo que adaptarse a eso. 

 

"Trabajando fieles a una manera tradicional de hacer periodismo logramos conservar ese núcleo, ese contrato de lectura, la razón por la cual los lectores confiaban en Diario Chaco y eso lo mantuvimos durante años".

 

- ¿Qué diferencia a Diario Chaco de los otros medios? 

- Una de ellas por supuesto el amor al trabajo de la gente, como subdirector he visto pasar decenas de periodistas por la redacción. Destaco la interacción con el público, con los lectores y dentro de la redacción con mucha gente que hacía sus aportes, porque el periodista es una persona creativa, es una persona inteligente, que indaga, algunos son más laburadores del oficio, otros son más creativos y todo eso va modificando el estilo narrativo que tiene el diario. Todo eso también es una dinámica, es como una retroalimentación entre lo que uno propone, lo que uno espera y lo que luego el periodista, que es un ser humano, con capacidad y formado, te da.

- ¿Y a vos, en lo personal, qué te dejó el paso por Diario Chaco? 

- Yo aprendí del oficio, aprendí a ser humilde porque uno llega, así como llegaban los periodistas con un montón de ganas de cambiar el mundo, de la misma forma a mí me pasó que venía con mis propias convicciones y como yo no venía del periodismo tenía que entender que, por un lado, el periodismo era un oficio, es un trabajo que tiene sus reglas. Y, por otra parte, también es una actividad colectiva. El periodista solo no puede, la empresa periodística sola sin periodistas no puede. Cómo se construye así colectivamente y en conjunto, uno tiene que adaptarse, fluir con esos cambios y eso es uno de los principales aprendizajes que me dejó la experiencia además de manejar grupos grandes de gente, convivir con gente con la que teníamos distintos tipos de relaciones, de afinidad y tratar de encontrar con cada periodista, lo mejor que tuviera para dar. Así que como aprendizaje me llevé eso, cómo tratar con mucha gente, aprendiendo a dejar que me enseñen y no ir yo a querer decirles cómo son las cosas. 

- Diario Chaco tuvo siempre una redacción joven, ¿qué aporta eso? 

- Es una buena pregunta que tiene además muchos posibles abordajes. Para que nadie se enoje, mi opinión personal es en todo caso que indudablemente la experiencia se hace, se construye. A veces la experiencia puede jugar en contra cuando condiciona la mirada, pero yo creo que principalmente la gente que se acercó porque era un proyecto digital y un periodista con más experiencia apuntaba a la gráfica. Entonces llegaba la gente que era más moderna, más vinculada a lo digital. Pero bueno, básicamente eran todos chicos y chicas preparados que venían de la universidad o con una formación técnica y si, finalmente, lidiamos con el déficit de la experiencia, pero no lidiamos con las mañas, imaginate si en 2009 contratábamos a un periodista que tenía 20 años de carrera, era un periodista que traía todo el acervo del oficio en la gráfica, entonces era muy difícil también reformatear a esa gente. Creo que en todos los casos se gana un poco y se pierde un poco, es una apuesta.

 

"Cuando yo me voy en realidad es un fin de ciclo, yo formo parte de un fin de ciclo, yo era lo último que quedaba de ese proyecto de 2007".

 

- Hace varios años dejaste de ser subdirector del diario, ¿Cómo es verlo desde fuera? 

- Bueno, yo me fui en 2019. Cuando yo me voy en realidad es un fin de ciclo, yo formo parte de un fin de ciclo, yo era lo último que quedaba de ese proyecto de 2007. El Diario Chaco que nace luego de que yo me voy cuando la redacción queda a cargo de Daniel Michelini y ahora está Gabriel Bobis a cargo, se liberó de una rémora, de una forma de hacer las cosas. La gente sigue viendo Diario Chaco, identificándose, sigue ese contrato de lectura, pero se empezaron a hacer un montón de cosas que antes no se hacían. Veo que Diario Chaco se consolida indiscutiblemente como el diario digital más importante de la provincia sin ninguna duda en cuanto a lo editorial, en cuanto a lo técnico, en cuánto a lo periodístico y también desde el punto de vista empresarial. Pero el contrato de lectura con la opinión pública es lo que yo valoro y lo que creo que le dejó a la sociedad en estos 15 años.