Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/608415

Caso Adriana Echeverría: el fiscal solicitó 18 años de cárcel para el único detenido

El imputado Fredy Fernández (medio) junto a su abogado Daniel Burlli (derecha).

En la Cámara Segunda en lo Criminal de Sáenz Peña se llevó a cabo este viernes los alegatos por la muerte de Adriana Echeverría tras el ataque motochorro en noviembre de 2020.

La audiencia fue abierta por la jueza Fany Zamateo. El titular del Ministerio Público Fiscal, Carlos Rescala, abrió la ronda de alegatos y subrayó que el único imputado, Fredy Fernández, en ningún momento declaró por lo que "no se pudo cotejar la veracidad o no de lo ocurrido". También hizo un análisis valorativo de todas las pruebas existentes en la causa.

Además, analizó la declaración de la única testigo, Elsa Carabajal, quien es la madre de la joven fallecida. Al respecto, señaló que "su exposición demostró la agonía y dolor de la circunstancia".

Bajo esta línea, Rescala destacó "la contundencia" en su declaración y su espontaneidad. En referencia a las cámaras de seguridad que filmaron el día del hecho, aseguró que son "de suma importancia en el caso" porque tras el análisis morfológico de la persona y motocicleta, quedó establecido y "corroborado" cómo era la persona que las atacó en la calle.

Según Rescala, Fredy Fernández "diseñó el hecho para el robo, provocándole la muerte posterior a una de las ocupantes de la moto". En este punto, hizo referencia al caso de la doctora Analía Donner, quien sufrió un ataque similar.

El titular del MPF, Carlos Rescala (izquierda), junto al querellante Massin (derecha).

Entre sus declaraciones, el fiscal sostuvo que Fernández "utilizó la motocicleta como un arma" y que "su acción no fue realizada al azar".

Bajo todas estas circunstancias, acusó al detenido por el delito de Homicidio en Ocasión de Robo y pidió una pena de 18 años de prisión.

En su turno, la querella particular asumida por el abogado Mauricio Massin, adhirió a lo expuesto por Rescala y señaló además que "está plenamente probada la autoría del hecho". También consideró como prueba determinante el informe del gabinete científico y el informe morfológico comparativo de las cámaras de seguridad y fotografías.

"No nos encontramos ante la figura de un homicidio culposo. Adriana agonizó duarnte varios días. La intención que se quiera esgrimir de un tipo culposo se debe descartar", manifestó Massin.

Con este criterio, el abogado señaló que el detenido debe ser juzgado y condenado bajo el delito por el que fue llevado a juicio, y dijo: "Es necesario una pena ejemplificadora por los hechos vandálicos que se suscitarios en la misma época" .

A pesar de coincidir en la carátula, Massin se diferenció de la pena solicitada por la Fiscalía y pidió que Fernández sea condenado a 22 años de cumplimiento efectivo.

Eusebio Echeverría, padre de la joven fallecida, estuvo en la sala durante los alegatos. Siguió de cerca cada una de las instancias y al escuchar algunos aspectos mencionados del ataque, no pudo contener la emoción.

Eusebio Echeverría (derecha) presenció los alegatos.

JUSTICIA, NO VENGANZA

La defensa, asumida por el abogado Daniel Burlli, previo al inicio de los alegatos solicitó el cambio de calificación. El abogado señaló que "se dan todos los elementos para pedir el cambio de calificación" y dijo entender el dolor de la familia por lo que espera obtener justicia, y no venganza. Porque es esta última la característica que, afirmó, la familia de Adriana Echeverría buscó durante el juicio.

Entre distintos aspectos, reconoció que las fotos expuestas como pruebas son de su cliente, pero que "él debe ser responsable por lo que hizo, y no por lo que no hizo". "El robo no ocurre, fue un mero accidente y si las mujeres hubiesen llevado el casco puesto, no estaríamos hablando de la muerte de una de ellas ", sentenció.

En continuación con esta línea de defensa, Burlli pidió no buscar "un chivo expiatorio", y exclamó: "Busquemos Justicia. Hubo un accidente con lesiones y posterior muerte". Posterior a estas declaraciones, solicitó "encarecidamente" que la sentencia sea "ejemplificadora y justa". Además, pidió que su defendido sea juzgado en base al Artículo 81 que explicita lesiones seguida de muerte, en función del Artículo 81, inciso 2.

A modo de respuesta, tanto el fiscal Rescala como la querella rechazaron el cambio de calificación y señalaron que "bajo ningún punto de vista nos encontramos bajo un delito del tipo doloso". "La violencia ejercida en el robo tiene un nexo directo con la muerte", aseguró Massin.

La sentencia por el caso de Adriana Echeverría se conocerá el próximo 3 de junio a las 12.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK