Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/608414

Piedecasas defendió la presencia de la Corte en el Consejo de la Magistratura: "Se restableció una composición equilibrada"

El experimentado abogado, dos veces presidente del Consejo de la Magistratura, se refirió al debate respecto a la modificacióno del organismo. "El legislador debe ponerse en el pensamiento de que puede dictar una ley para los próximos 30 o 40 años, no para la coyuntura actual", afirmó.

Piedecasas cuando era presidente del Consejo de la Magistratura

Ya con media sanción del Senado, la Cámara de Diputados analiza el proyecto de ley del oficialismo que designa y remueve jueces, iniciativa promovida por el Frente de Todos y que deja afuera de la composición a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El debate se da luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a través de su presidente Horacio Rosatti, haya vuelto a presidir el organismo constitucional luego de que haya vencido el plazo dispuesto por el máximo órgano de justicia de la Nación al considerar inconstitucional la ley de 2006 que lo regía y de esa manera entre en vigencia la composición normada por una ley de 1997.

En este escenario, la cámara baja debate en comisión el proyecto y para eso las distintas fuerzas aportan especialistas en la materia para que expongan su mirada. Uno de los propuestos por Juntos por el Cambio fue Miguel Piedecasas, experimentado letrado, Doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales, que fue elegido representante de los abogados del interior para integrar el Consejo de la Magistratura entre el 2014 y el 2018. En esa etapa, presidió dos veces el organismo y fue vicepresidente por un período.

Piedecasas expuso ante los legisladores el pasado martes, en donde fundamento su posición a favor de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación integre y presida el Consejo de la Magistratura argumentándolo en la necesidad de que la cabeza del Poder Judicial sea parte activa de un organismo donde se toman decisiones trascendentes para el sector.

En diálogo con Diario Chaco, el ex presidente del CdlM ahondó en su posición.

En primer término, Piedecasas se refirió al fallo de la CSJN que declaró inconstitucional la ley del 2006 que había sido impulsada por Cristina Fernández y por la cual la propia Corte no formaba parte del Consejo de la Magistratura, algo que ahora sí sucede y además lo preside. "El fallo restableció una composición constitucional, equilibrada, razonable asique estoy de acuerdo con la doctrina, con la decisión del fallo de la Corte ", afirmó.

Miguel Piedecasas en su exposición en la Cámara de Diputados

Refiriéndose exclusivamente a la discusión de una nueva norma, dijo: "Entiendo que es una oportunidad para que el Congreso analice, delibere, discuta una nueva ley del Consejo de la Magistratura respetando los principios constitucionales que la Corte fue poniendo de manifiesto en los distintos fallos, no solamente en este último".

"Creo que con la experiencia que hay, de 24 años ya del Consejo de la Magistratura, de funcionamiento formal son 22, y con la jurisprudencia de la Corte estamos en condiciones de discutir una ley completa con una composición donde la Corte integre el Consejo de la Magistratura y lo presida, como corresponde como cabeza del Poder Judicial, donde el estamento político legislativo respete el equilibrio intrínseco, o sea dos por la mayoría y uno y uno por la primera y segunda minoría, que no sean artificiales, que sean reales, que correspondan con los bloques verdaderos y también un sistema donde se respete en el estamento de abogados, abogadas, académicos, se respete el voto directo de los pares y no que se busquen artilugios para eludir una elección que entiendo estaba en el espíritu de los constituyentes sean elegidos por el voto de sus pares", añadió.

A eso, sumó: "Junto con esto creo que es una oportunidad muy importante para establecer todos los sistemas de control de gestión para lograr la eficacia, la eficiencia del servicio de justicia, me parece que es una oportunidad histórica para regular los procesos de control de gestión, para darle una mayor envergadura a la escuela judicial, de manera tal que la escuela judicial sea un elemento trascendente en la capacitación y en la formación de las futuras magistradas y magistrados".

En su exposición ante diputados, Piedecasas pidió pensar una nueva ley "superando la coyuntura política sectorial y a veces mezquina". Diario Chaco consultó si en el actual escenario era posible una discusión por fuera de esa "coyuntura política sectorial".

"Creo que es posible", señaló el abogado y añadió que "el legislador debe ponerse en el pensamiento de que puede dictar una ley para los próximos 30 o 40 años, no para la coyuntura actual".

En ese sentido, se refirió a su discurso en Diputados y manifestó que "muchos se quedaron reflexionando sobre esta cuestión, de hecho una legisladora en un acto público me señaló que 'su discurso me interpeló', eso es que le generó inquietudes. Me parece que sí es posible".

De igual manera, aclaró que "esto no es una expresión de deseo porque la Constitución Nacional prevé para esta ley una mayoría calificada que es la mayoría de la totalidad de los miembros de ambas cámaras, este es el deseo del constituyente. Por eso apelo a la grandeza que tienen que tener nuestros legisladores y legisladoras de pensar en la sociedad, pensar en el servicio de justicia, pensar en los justiciables y en construir una piedra basal para la transformación del Poder Judicial".

"DESARTICULACIÓN ENTRE LA DECISIÓN Y LA MATERIALIZACIÓN"

Piedecasas fue consultado sobre cómo fue el funcionamiento del Consejo de la Magistratura sin la presencia de la Corte Suprema en estos años, temporada en la que él fue parte del organismo constitucional.

"El Consejo de la Magistratura sin la Corte tuvo épocas buenas, por ejemplo se elevaron gran cantidad de ternas, pero siempre la percepción fue que faltaba un elemento fundamental en la discusión, en el diseño del mapa judicial, del sistema de justicia, un elemento fundamental que era justamente la cabeza del Poder Judicial que es la Corte Suprema de Justicia ", afirmó.

En ese sentido, agregó: "Entonces existía un desacople, una desarticulación entre la decisión y la materialización de lo que se decidía porque justamente creo que ese elemento fundamental que es la cabeza del Poder Judicial provocaba y provoca esta situación, ahora subsanada".

"Ahora veremos cómo es el funcionamiento cuando todo el mundo entienda el altísimo compromiso y responsabilidad institucional que tiene cuando es designado consejero o consejera del Consejo de la Magistratura de la Nación", sumó.

"EL PRESIDENTE DE LA CORTE TIENE UN VOTO"

Por otro lado, Diario Chaco le preguntó su opinión respecto a la posición del Frente de Todos sobre a una posible concentración de poder que tendría el presidente de la Corte Suprema a la vez siendo presidente del Consejo de la Magistratura.

"No lo comparto en absoluto", dijo tajante y argumentó: "Primero que el presidente de la Corte tiene un voto, salvo en las cuestiones donde se empate y tenga que desempatar con un voto del presidente, tiene un voto igual que todos los demás consejeros y consejeras".

Piedecasas cuando era presidente del Consejo de la Magistratura

"Segundo: las decisiones importantes se toman por mayorías importantes de dos tercios, o sea 14 consejeros o consejeras y simplemente ahí es un órgano colegiado, complejo, donde no observo de ninguna manera que implique una gran concentración de poder; por el contrario, va a implicar una gran responsabilidad a la Corte su participación porque va a participar de la discusión, del diseño mismo del Poder Judicial de la Nación porque todos piensan solamente en la selección de magistrados, también tenemos que pensar en la administración de los recursos económicos financieros, disciplina, acusación, reglamentación, organización de la justicia, todas cuestiones que hoy concentra el Consejo de la Magistratura que discuten 20 miembros, con un voto cada uno, para lo cual necesitas un quorum de 12 y una mayoría calificada de 14".

"Entiendo que esta conformación y esta estructuración de la toma de decisiones impide cualquier concentración de poder", afirmó.

Por último, se refirió a lo que para él sería una composición ideal del Consejo de la Magistratura de la Nación y, además de la presencia de la Corte Suprema, también defendió que tenga 20 miembros.

"Me parece que es una composición razonable, adecuada y que respeta el espíritu constitucional", opinó.

A la vez, también manifestó que "hay que tener mucho cuidado, mucho cuidado en los procedimientos electorales de cada estamento para no buscar artilugios que vulneren el principio constitucional del 114 que pretendió un órgano colegiado con equilibrio estamentario y equilibrio propio del órgano".

"Estoy de acuerdo y creo que hay que adoptar reglamentos electorales de cada estamento equilibrados, constitucionalmente sustentables y transparentes", finalizó Piedecasas.

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ