Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/608371
María Paula Quiroga

Periodista

Pacce-Alvarado: el caso más antiguo de abuso en la infancia que llegó a los tribunales y condenó a los victimarios

Rosalía Alvarado y un emotivo abrazo tras la lectura de la sentencia en la Cámara Tercera en lo Criminal.

En un precedente histórico para la Justicia nacional y local y un mensaje de reparación para sobrevivientes de abuso sexual en la infancia, en 2021 la Justicia chaqueña condenó a 7 años de prisión a la exdocente Noemí Alvarado, de 82 años, por hallarla responsable de corrupción de menores y de haber sido partícipe necesaria de los abusos sexuales que su esposo, el exdiputado ya fallecido Daniel Pacce, cometió durante cinco años contra dos niñas que tenían 3 y 6 años cuando comenzaron las agresiones.

Se trata del caso más antiguo de abuso en las infancias en llegar a tribunales, a través de la ley 27.206 de respeto a los tiempos de las víctimas, ya que los hechos juzgados ocurrieron en la década del 80.

Rosalía Alavrado y Belén Duet, las sobrevivientes. 

En ese hito judicial, la sola realización del juicio fue "un mensaje simbólico a todas las sobrevivientes de abuso sexual en la infancia, de que la justicia escucha", consideró en una entrevista a este medio Nair Barud, la abogada de las sobrevivientes Rosalía Alvarado y Belén Duet, quienes fueron sometidas a abusos cuando tenían 3 y 6 años, entre 1979 y 1984, en su domicilio ubicado en la calle Cervantes 238 de la capital chaqueña.

Incluso durante el juicio se conocieron los testimonios de dos hermanos, quienes contaron los abusos a los que fueron sometidos por los mismos acusados muchos años atrás; ambos, ya adultos, se quebraron en llanto durante sus declaraciones y pidieron no ser identificados.

Más allá del fallo condenador para Noemí Alvarado y la simbólica condena para Pacce, que no llegó vivo para subirse al banquillo de los acusados, para Barud "la simple elevación a juicio", es decir la investigación y el debate oral, son signos de que "hoy la justicia es otra, la justicia afortunadamente cada vez escucha más a las víctimas y a la comunidad".

"Justicia para Belén y Justicia", campaña de Al fin Justicia para visibilizar la causa antes y después de su elevación a juicio.

"Es un precedente muy importante que reafirma la plena vigencia de la ley de respeto a las víctimas y reafirma la plena vigencia del sentido de justicia que tiene que primar en la sociedad para que crea en una administración de la justicia ágil, eficaz y tendiente a la escucha activa de las víctimas", celebró esa mañana de agosto de 2021 el abogado Paula Pereyra, quien llevara la querella durante la primera parte del juicio.

EL JUICIO Y SUS TIEMPOS

Aunque los hechos ocurrieron durante la década de los ochenta, cuando tenían 6 y 3 años, Rosalía y Belén recién pudieron realizar la denuncia formal el 15 de junio de 2016, luego de la reforma de la ley nacional Nº 27.206 de "Respeto a los tiempos de las víctimas", que canceló la prescripción del delito de abuso sexual en la infancia.

Daniel Pacce, exdiputado nacional ya fallecido, condenado por los abusos perpetrados en los años 80 contra Rosalía y Belén. 

El proceso judicial comenzó a fines de mayo y, a lo largo de 16 jornadas, pasaron más de 25 testigos ante la Cámara Tercera en lo Criminal. Y en las últimas semanas de agosto, tuvieron lugar los alegatos de las partes: la fiscalía pidió 10 años de prisión; la querella solicitó una pena de 15 años y la defensa pidió la prescripción de la causa. Y luego llegó la lectura de la sentencia.

Barud destacó que en este caso las sobrevivientes "han podido exteriorizar, dar un cierre a una historia de tanto dolor y de tantas puertas que se le cerraron durante todos estos años. Es reparador sin dudas que hayan podido hablar frente al tribunal; es reparador que se hayan sentido acompañadas por toda la sociedad, las organizaciones, los movimientos y los medios de comunicación, incluso por sectores del Poder Judicial también.  Sin dudas, significó un alivio o una reparación en cierto punto, si bien siempre queda un daño, sin dudas, ayuda y es paliativo".

EL FALLO

"Siete años de prisión efectiva y accesorias legales, por los hechos ocurridos en fecha no determinada, pero entre los años 1979 y 1986 que damnificaran a Rosalía Alvarado, en domicilio cito en Cervantes 238 de esta ciudad, y entre los años 1984 a 1986 en cercanías del campito Hindú, cito en Vélez Sarsfield 4200, en el expediente principal N°21453/16-1"; y en fecha no determinada, pero durante el año 1984 que damnificara a María Belén Duet, ocurridos también el domicilio de Cervantes 238, en el expediente por cuerda N°30631/2016-1", indica el fallo leído durante la mañana del 26 de agosto de 2021.

Noemí Alvarado, en el banquillo de los acusados prestando declaración.

En el cuarto punto del fallo, el tribunal dispuso "la modalidad de prisión domiciliaria, atento a la edad que registra la condenada", que deberá cumplir en el mismo domicilio donde ocurrieron los hechos y donde aún reside. Asimismo, dispuso que dicha modalidad se efectuara "bajo la guarda y custodia personal y permanente de un tutor/tutora que deberá ser designado/designada por la condenada al momento de quedar firme la sentencia".

Rosalía Alvarado y Belén Duet en la primera jornada del juicio llevado a cabo en 2021 en Resistencia. 

El juicio se desarrolló en la sede de la Cámara Tercera en lo Criminal, ubicada en la esquina de avenida San Martín y Juan B. Justo, donde durante todas las audiencias el colectivo de mujeres y disidencias acompañó a las Rosalía y Belén, participando a través de la modalidad virtual.

Rosalía Alvarado, minutos después de escuchar la setencia contra su tía y abusadora, Noemí Alvarado. 

El tribunal estuvo conformado por Ernesto Azcona (presidente), María Virginia Ise y Natalia Kuray; el fiscal de Cámara, Sergio Cáceres Olivera. La defensa, a cargo de Lidia Lezcano y Ricardo Urturi; y los querellantes fueron Amira Nair Barud y Kevin Boss Nielsen