Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/608033

"Sí, había ingerido algunos vasos de cerveza": la declaración y contradicción del hombre que chocó a Bárbara Enciso

Nicolás Enrique Acosta seguirá detenido preventivamente acusado de "homicidio con dolo eventual". Diario Chaco accedió a su versión de los hechos. 

Barbara Enciso Gauto

Este viernes por la mañana, Diario Chaco  accedió a la resolución de la jueza del Juzgado de Garantías N°2, Rosalía Zozzoli, mediante la cual rechazó el pedido de libertad interpuesto por la defensa de Nicolás Enrique Acosta. De esta manera, el hombre acusado de manejar alcoholizado, conducir en contramano, chocar y abandonar a Bárbara Enciso Gauto seguirá detenido preventivamente.

La magistrada también rechazó el cambio de calificación legal solicitada por los abogados de Acosta y el hecho se mantendrá caratulado como "homicidio con dolo eventual". 

Por el brutal episodio ocurrido en la madrugada del 21 de enero de 2022, Bárbara Gauto falleció en el acto, mientras que su novio, quien en ese momento no perdió el conocimiento y aportó su relato, sufrió heridas graves.

En su primera declaración como imputado, Acosta, que tiene domicilio en Rosario y se encontraba junto a su esposa y su hijo menor de edad visitando la provincia, dijo: "Había consumido sí, más o menos dos vasos de cerveza, después de tanto tiempo de venir a visitar a mi familia se armó un cumpleaños y tomé dos vasos de cerveza, eso fue mucho anterior al hecho, cuando conducía estaba en excelentes condiciones nunca pensé que una moto se me iba a cruzar como se me cruzó".

El 15 de febrero, el imputado amplió su declaración y volvió a reiterar lo mismo, aunque evitó hablar de la cantidad de vasos que ingirió. "Yo había cenado a las 00 horas aproximadamente, y sí había ingerido algunos vasos de cerveza , cuando me dirigí a descansar se me cruza la motocicleta en cuestión, ahí en ese moviente es cuando cambio de carril al querer frenar mi vehículo, yo ni pensaba que se me iban a cruzar delante", relató. Al ser repreguntado, aseguró que bebió hasta las 23.30 o hasta las 0 horas de la medianoche y que aguardó hasta las 3 de la madrugada.

El siniestro ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada y el test de alcoholemia se lo realizaron casi tres horas después. En el mismo se confirmó que registraba, a las 05:41 de la madrugada, 1,39 g/L de alcohol en sangre. 

La defensa planteó que él "no salió a matar, que en ese estado no podría haberse representado matar, que sólo quería llevar a su tía a su casa" y por eso solicitaban que la imputación pase a ser "culposa" y no "dolosa".

Al respecto, el abogado Francisco Belle opinó: "Este trágico caso trata de un sujeto que, alcoholizado, se subió a un vehículo con la responsabilidad que ello implica y manejó en contramano a alta velocidad…  Sin lugar a dudas la conducta disvaliosa del imputado terminó provocando la muerte de una joven de 19 años y lesiones graves en su acompañante que lo dejaron al borde de una discapacidad motriz".

RECONSTRUCCIÓN

El 15 de febrero, Acosta dijo que circuló en contramano por Av. Soberanía Nacional hacia los números descendentes ya que la motocicleta en la que se desplazaban Bárbara y su novio "se le había cruzado" y es por eso que cambió de carril. Sin embargo, el 23 de febrero aseguró que "había sido el GPS el que lo había mandado por esa arteria, que no le marcaba que la misma era en contramano".

"A mí el GPS me manda por esa arteria, no me marcaba como que era una calle en contramano...", dijo en aquella declaración.

Zozzoli, tras analizar las pruebas, dijo que con ellas se acreditó que Acosta, al llegar a la intersección con Av. Lisandro de la Torre, impactó de frente con la motocicleta en la que viajaba Gauto como acompañante y su novio como conductor. En consecuencia, Bárbara falleció de manera inmediata, mientras que F.A.G. sufrió politraumatismo, traumatismo de columna cervical, lumbar y traumatismo de pelvis, lesiones de carácter grave.

Siguiendo con la reconstrucción, aquel día el conductor alcoholizado "estacionó a pocos metros del lugar, descendiendo del vehículo y aproximándose a las víctimas, para luego regresar al rodado sin asistirlas y darse a la fuga hasta la intersección con Av. Soberanía Nacional y calle San Lorenzo de esta ciudad, donde fue interceptado por vecinos que lo siguieron e interceptaron su paso", señala la resolución.

Pulsá aquí para dejar tu comentario