Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/605576

La guerra en la que 1900 chaqueños fueron a combate y se convirtieron en héroes

Corría el 2 de abril de 1982 cuando los argentinos fueron sorprendidos, había comenzado una guerra en la cual tenía como oponente a Gran Bretaña. Esto se dio en un contexto de alto descontento social.

El enfrentamiento comenzó, ya que la tercera Junta de Gobierno de la última dictadura militar pretendía recuperar el archipiélago de Malvinas, que estaba en manos de Gran Bretaña desde 1833.

Durante los 74 días que duró la guerra, se produjo el movimiento social más masivo en los últimos tiempos. El mismo incluyó a todos los sectores políticos y sociales.

En ese contexto de guerra argentina debió mandar soldados al combate, un total de 13.000 hombres fueron los involucrados, de los cuales el 65% en ese momento tenían entre 19 y 20 años.

Los hombres enviados debido a su corta edad no estaban preparados para enfrentarse a las fuerzas de un país como Gran Bretaña, por lo que los argentinos muertos en combate fueron 635, de los cuales 323 murieron en el hundimiento del Crucero General Belgrano.

Pero, Malvinas no sólo nos dejó muertes en combate, ya que hasta el año 2002 se contabilizaron alrededor de 300 suicidios entre excombatientes argentinos.

Asimismo, en el marco del desarrollo del enfrentamiento y ante un contexto de descontento social que aumentaba, el Gobierno militar buscaba mantener el entusiasmo de la opinión pública mediante propagandas en las que exclamaban la famosa frase: "Ya estamos ganando", mientras en las islas, en el frío del Océano Atlántico, se aproximaba la derrota.

CHACO VA A LA GUERRA

Ahora bien, durante la guerra el norte tuvo una gran participación, debido a que en el caso de la provincia del Chaco aportó 1900 hombres, el 14% del total. De ellos, cayeron 57, es decir el 9% del total.

Durante ese momento el gobierno militar de la provincia del Chaco se encontraba a cargo del Coronel José David Ruiz Palacios. El mismo como forma de "apoyo" a la guerra dio directivas para que se realicen actos públicos, escolares, misas, entre otros.

Por otro lado, durante ese periodo los distintos medios de comunicación difundieron las declaraciones de los distintos partidos políticos, organizaciones sociales, asociaciones profesionales, clubes y hasta de empresas. Todas ellas en apoyo a la guerra.

Asimismo, en la provincia también se realizaron distintas actividades para juntar las distintas cosas que los soldados necesitaban. Desde la creación de un centro de donación de sangre hasta la preparación de las raciones que recibirían los soldados.