Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/600651

Abierto de Australia: Nadal venció a Berrettini y disputará la final contra Medvedev

Rafael Nadal, quinto en el ranking mundial ATP, venció este viernes al italiano Matteo Berrettini (7) por 6-3, 6-2, 3-6 y 6-3 en las semifinales del Abierto de Australia y, de esa manera, disputará su sexta final en el primer Grand Slam del año. Del otro lado tendrá al ruso Daniil Medvedev, que se sacó de encima al griego Stefanos Tsitsipas por 7-6, 4-6, 6-4 y 6-1.

En busca de convertirse en el primer tenista de la historia en conseguir 21 majors (actualmente comparte 20 con Novak Djokovic y Roger Federer), el de Mallorca tendrá que lidiar con otro que buscará hacer historia. Es que el moscovita será el nuevo número uno del mundo si se queda con el torneo sacando provecho de la polémica ausencia del serbio luego de su deportación de Australia por no haberse vacunado.

El rey del polvo de ladrillo comenzó el partido con el pie derecho: se quedó con el primer game y luego quebró, para ponerse 2-0 arriba. Desde ahí, cada uno de impuso con su servicio y fue victoria para el español por 6-3. En el segundo parcial, reafirmó su superioridad al empezar 3-0 en ventaja, con dos quiebres.

Ya en el tercer set, ambos se repartieron los primeros siete games, hasta que el italiano quebró fácilmente (40-15) para imponerse 5-3 y, posteriormente, 6-3.

Sin embargo, se trató apenas de un pequeño retraso en la victoria del exnúmero uno del mundo, que alcanzó el triunfo en el cuarto set (6-3), tras 2 horas y 55 minutos de juego.

Lo cierto es que el español logró alcanzar el triunfo en el Rod Laver Arena sin mayores complicaciones, pese al desgaste físico que había realizado en cuartos de final ante el canadiense Denis Shapovalov, a quien logró eliminar tras cinco sets (6-3, 6-4, 4-6, 3-6 y 6-3) y cuatro horas y ocho minutos de juego.

Luego de ese partido, Nadal confesaría que había sufrido un golpe de calor y que no se sentía bien del estómago. Y hasta admitió que su victoria en cinco sets había sido casi "un milagro" porque había terminado "destruido".

"Rafael perdió cuatro kilos tras el partido, la deshidratación que sufrió fue grande", contó Carlos Moyá, entrenador de actual número cinco del mundo, en una entrevista con la cadena de radio española COPE.

Y continuó: "Suele sufrir en estas condiciones, pero había hecho todas las cosas bien, así que no esperábamos que ocurriera a la hora y media de juego".

Por su parte, Rafa completó: "No sé cómo logré remontar el partido. Fue un poco un milagro, porque estoy destrozado físicamente. Fue un ejercicio de supervivencia y de resistencia. El partido parecía imposible de ganar".

Antes de vencer a Tsitsipas, Medvedev se las agarró feo con el juez de silla, el español Jaume Campestol, a quién le preguntó irónicamente cómo podía estar arbitrando una semifinal de Grand Slam y lo acusó de ser "muy malo".

Fue en el descanso tras perder el segundo set cuando Medvedev se quejó de que el padre y entrenador de su rival, Apostolos Tsitsipas, estaba dando instrucciones desde la tribuna, algo prohibido en el tenis profesional, salvo algunas contadas excepciones.

"Todo el mundo lo está viendo, no para de hablarle. ¡Estoy hablando contigo! Contesta mi jodida pregunta. ¿Cómo podés estar arbitrando una semifinales de Grand Slam? Sos muy malo", le dijo el ruso enojadísimo al árbitro durante el transcurso del segundo set.

Medvedev, que busca el título para desplazar a Novak Djokovic y ser el nuevo número uno del mundo, se había quedaron con el primer capítulo del partido por 7-6, pero Tsitsipas se recuperó y se apropió del segundo parcial por 6-4. Ahí fue cuando el ruso se desenfocó y explotó contra el juez de silla. Sin embargo, con una mentalidad a prueba de balas, el dos del planeta volvió a enfocarse y cerró el partido luego de quedarse con el tercer set por 6-4 al cabo de 41 minutos y de arrollar a su rival en la cuarta manga con un 6-1 que le demandó bastante menos que media hora.

Pulsa aquí para comentar en Facebook