Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/600557

Realizan obras en Villa Río Bermejito para evitar que el río corte la ruta que une Formosa con Chaco

Por las últimas lluvias, la ruta que une Formosa con Chaco se vio comprometida tras la creciente de agua en las inmediaciones. El intendente de Villa Río Bermejito, Julio Paredez, afirmó que el Río Grande comenzó a crecer y existe la amenaza de corte de ruta.

El intendente recorrió este miércoles la zona afectada junto al gobernador Jorge Capitanich, diputados y autoridades de distintos organismos provinciales.

En diálogo con Diario Chaco , explicó que en el lugar trabajó personal de Vialidad Nacional y APA. También estuvieron intendentes de Castelli, Pampa del Indio, El Espinillo y autoridades de Formosa como Diego Romero.

Paredez afirmó a este medio que "ya hay máquinas trabajando en la zona para ver si la crecida del río se lleva el camino. La preocupación más grande es la toma del agua, por ahora es poco probable que eso ocurra y se lleve toda la planta".

A pesar de que el río, tras la última crecida, tiene 40 metros, el intendente dijo que "en una noche te puede comer 20 metros y deja incomunicado a esa zona con la provincia de Formosa que si bien no tiene un tránsito fluido como Chaco y Corrientes, es una ruta muy transitada".

Según señaló, a los intendentes les preocupa que la población tome el agua. "El Gobernador se comprometió a que Fortín Lavalle, Bermejito y El Espinillo tengan una cañería exclusiva y la que va ahora a Castelli y Miraflores va a quedar exclusivo para ellos y de esa forma habrá más posibilidad de potabilizar el agua".

"Hoy se está potabilizando 350 metros cúbicos y se puede llegar a potabilizar 850, y con eso se solucionaría el problema que se tiene hoy en Bermejito, Espinillo y Fortín Lavalle", afirmó. 

Respecto a la finalización de las obras para contar con la fluidez del agua, el intendente estimó que "en 30 días aproximadamente se podría solucionar ese inconveniente".