Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/600334

Mortalidad infantil en Chaco: por segundo año consecutivo la tasa se mantiene en un dígito

El gobernador y la ministra de Salud presentaron el informe anual de los indicadores de mortalidad infantil y materna. La tasa de mortalidad infantil alcanzó al 9,5 cada mil nacidos vivos, por segundo año consecutivo. La tasa de mortalidad materna, excluyendo los casos de Covid-19, llegó al 6,3 cada diez mil.

El gobernador Jorge Capitanich brindó, este sábado en conferencia de prensa, el informe anual de la evolución de la tasa de mortalidad infantil, mortalidad materna y embarazos adolescentes en el Chaco durante el 2021. La tasa de mortalidad infantil alcanzó al 9,5 cada mil nacidos vivos, por segundo año consecutivo. La tasa de mortalidad materna, excluyendo los casos de Covid-19, llegó al 6,3 cada diez mil.

Las y los nacidos vivos de madres adolescentes ascendieron a 2.762 de los nacimientos totales, siendo un 50% inferior al año 2015. Así, el total de nacimientos vivos en 2021 alcanzó el total de 17.525 personas.

En ese contexto aseguró que se trabaja para continuar mejorando los indicadores. "La meta es seguir mejorando los indicadores sanitarios con más inversiones en obras, tecnología y capacitaciones para brindar una mayor calidad de atención y promover el desarrollo humano en el Chaco, esto implica una estrategia desde atención primaria de la salud, control de madres embarazadas, mejoras de las condiciones de atención del parto", sostuvo.

c610625154d1d04d91db30a7b13cfaf4.jpg

Para ello se incrementó el presupuesto de salud en función de una política sanitaria estratégica que genere las condiciones para mejorar la calidad de todos los servicios y prestaciones. "Desarrollamos un plan de infraestructura que se completará en este periodo, además del equipamiento tecnológico, capacitación de recurso humano, carrera sanitaria, tenemos por delante dos años, para que toda la inversión en salud se pueda plasmar para mejorar estos números", finalizó.

La ministra de Salud Carolina Centeno expresó que a pesar de que en 2021 los esfuerzos estuvieron destinados a mitigar y contener la pandemia y el desarrollo de la campaña de vacunación por COVID-19, esto "no ha sido obstáculo para implementar las líneas de cuidado destinadas a la salud materna, infantil y de los y las adolescentes y las garantías de los derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos de las personas con capacidad de gestar en la provincia".

Reducción de la mortalidad y el embarazo adolescente

Los indicadores expresan que, en un total de 17.525 nacidos vivos, la tasa de mortalidad es de 9,5 cada mil nacidos vivos y en mortalidad materna de 14,2 cada diez mil nacimientos. En tanto que teniendo en cuenta las causas directas, se dieron 25 muertes maternas, de las cuáles 14 estuvieron relacionadas al COVID 19 y 11 a causas directas relacionadas con el embarazo, puerto y puerperio, esto da una cifra de 6.3 cada diez mil nacimientos.

Centeno expresó que se continúa bajando la cantidad de nacidos vivos de madres adolescentes, manteniéndolo a niveles similares al 2020. "La baja también es consecuencia de la colocación de métodos anticonceptivos de larga duración y eficacia. Hemos superado el récord de la provincia en colocación de estos métodos anticonceptivos", indicó.

Por último aseguró que aún resta mucho por hacer para seguir reduciendo los embarazos y nacimientos en niñas de 10 a 14 años ya que más del 90% son producto de abuso o violación, además de contribuir a la prevención del embarazo no intencional "teniendo como foco el desarrollo pleno y ejercicio de los derechos de las niñas, niños y adolescentes de la provincia".

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ