Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/600190

La oposición pide la renuncia del embajador Daniel Capitanich por compartir un acto con el iraní Rezai

Distintos dirigentes de la oposición pidieron la renuncia del embajador en Nicaragua y hermano del gobernador de Chaco, Daniel Capitanich, que compartió ceremonia con el funcionario iraní acusado por el atentado a la AMIA, Mohsen Rezai.

El argentino compartió la semana pasada, el 10 de enero, el acto de la cuestionada asunción presidencial de Daniel Ortega con el iraní, sindicado como partícipe intelectual del atentado y sobre quien pesa una alerta roja de Interpol.

Tras críticas internas del propio gobierno de Alberto Fernández, Daniel Capitanich fue ratificado en su cargo por la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, que el pasado jueves explicó que el embajador "no le conocía la cara a esta persona, no sabía que había sido invitado y se enteró al día siguiente". Además, el exjefe de Gabinete y actual canciller, Santiago Cafiero, adelantó que "va a seguir en el cargo, el Presidente no habló del tema y él dio las explicaciones correspondientes".

Por eso, legisladores de Juntos por el Cambio y del lavagnismo exigieron la salida del funcionario argentino.

El jefe del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, aseguró que "todo el gobierno es cómplice de Irán. Esto demuestra que la Argentina está perdida en el mundo. Va a la asunción de un dictador donde está invitado un terrorista acusado del peor de los atentados en Argentina. El canciller tiene que dar explicaciones en el Congreso, aunque no sé si lo hará porque cuando era jefe de gabinete nunca vino".
"Señor Presidente: ¿por qué no echa al embajador en Nicaragua Daniel Capitanich?", pidió a Alberto Fernández, según consignó TN.

Mientras que, desde la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro indicó: "No sólo nos abrazamos a dictadores, ahora tenemos que aguantar sus humillaciones públicas. Da vergüenza ver como nuestro país no sabe hacerse respetar. Argentina debe convocar al embajador Capitanich y pedirle la renuncia".

"La República Argentina debe exigir una urgente rectificación a Nicaragua y adoptar las medidas diplomáticas pertinentes. No hay que dejar de reclamar que Irán coopere plenamente con la Justicia argentina garantizando la comparecencia de acusados por el atentando a la AMIA ante los tribunales de nuestro país", apuntaron desde el sector de Roberto Lavagna.

Waldo Wolff también expuso su planteo: "Nicaragua recibe a un acusado de terrorismo en nuestro país y dice que es un problema nuestro. Si no llaman a consultar al embajador hay una pasividad cómplice, indefendible".

Cabe señalar que este miércoles, Argentina y Estados Unidos condenaron en un comunicado la reciente visita por Nicaragua del actual vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai. Ambos países pedirán ante la OEA reactivar las alertas rojas en todos los países para que la Interpol actúe contra los seis iraníes acusados del atentado a la AMIA. La resolución busca el apoyo del resto de los Estados miembros de la OEA.

Pulsa aquí para comentar en Facebook