Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/600096

A 7 años de la muerte de Alberto Nisman: ¿suicidio o asesinato?, pericias e informes que hasta hoy no respondieron la pregunta

Un 18 de enero del año 2015 ocurrió un hecho que conmocionó a todo el mapa político argentino. Hoy, 7 años después de lo sucedido, se sigue sin saber si se trató de un suicidio o un asesinato

El cuerpo de Alberto Nisman fue hallado en el baño de su departamento de Puerto Madero por su madre, Sara Garfunkel. El fiscal tenía un orificio de bala en la cabeza. 

La muerte del fiscal ocurrió solamente cuatro días después de que Nisman denuncie a la entonces presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y su canciller Héctor Timerman y otros funcionarios cercanos por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA y un día antes de que, justamente Nisman se presentara en el Congreso de la Nación.

En su denuncia, el fiscal apuntaba contra el Memorándum de Entendimiento con Irán que había promovido Argentina y que fue aprobado por el Congreso. Nisman afirmaba que detrás había un pacto para que cesaran las alertas contra los iraníes que estaban acusados por el atentado.

Un día antes de que se produzca su fallecimiento, precisamente el sábado 17 de enero, Alberto Nisman recibió 40 llamadas telefónicas a su celular de las entonces diputadas nacionales del PRO, Patricia Bullrich y Laura Alonso.

Según constató la investigación, ese mismo día por la tarde, el fiscal recibió en su casa al técnico informático, Diego Lagomarsino, titular de la pistola Bersa calibre 22 que efectuó el disparo en la cabeza de Alberto Nisman. 

Posteriormente, en declaraciones públicas, Lagomarsino aseguró que fue el propio Nisman quien le pidió el arma prestada para su seguridad, ya que temía por su vida y la de sus hijas.

Ante el hallazgo del cuerpo y en medio de un escándalo político, las hipótesis que se manejaban eran las de un "suicidio voluntario o inducido" o la del "asesinato político".  Esta última hipótesis sostenida principalmente por la ex esposa del fiscal y la jueza federal Sandra Arroyo Salgado. 

El hecho fue investigado inicialmente como "muerte dudosa" y la causa quedó a cargo de la fiscal Viviana Fein, quien el 24 de enero informó que "el disparo fue a una distancia no mayor a un centímetro" y que "no se infiere la participación de terceras personas".

Cuatro meses después, en mayo del 2015, una junta de 13 peritos del Cuerpo Médico Forense y la Policía Federal presentó la pericia médica sobre el cuerpo del fiscal. El informe señaló que la muerte fue "menor a 24 horas" en un sentido "amplio", y en un sentido "acotado" "entre 14 y 24 horas", desde la realización de la autopsia, en las primeras horas del lunes 19 de enero y que el disparo se efectuó dos centímetros arriba de la oreja.

También el informe comunicó que en la muerte del fiscal no había habido participación de "terceras personas", pese a que en las manos del cuerpo sin vida de Nisman no habían encontrado restos de pólvora.

En marzo del año 2016, a más de un año del hecho, la jueza Palmaghini se declaró "incompetente" inmediatamente después de tomarle declaración al ex hombre fuerte de la Secretaría de Inteligencia Jaime Stiuso (que trabajaba con Nisman en la causa AMIA) y pasó la causa al fuero federal, como en su momento había reclamado Arroyo Salgado.

Tras un rechazo inicial de esos tribunales, la Corte Suprema resolvió en septiembre de 2016 que el caso se investigara en la Justicia Federal y la causa quedó en manos del juez Julián Ercolini.

Más de dos años después, en abril del 2017, el fiscal Eduardo Taiano dispuso realizar nuevamente las pericias médica y técnica (sobre los dispositivos electrónicos) y encargó la tarea a la Gendarmería Nacional, que en septiembre presentó el informe en el cual señaló que había rastros de ketamina en el cuerpo de Nisman y que había sido ejecutado por al menos dos personas situadas en el baño del departamento.

El contraste entre la pericia de Gendarmería y la del Cuerpo Médico Forense y la Policía Federal solo provocó más incertidumbre y polémicas en torno al caso. Hoy, 7 años despúes la pregunta sigue siendo la misma: ¿Alberto Nisman se suicidó o lo mataron?

COMENTA EN FACEBOOK: HACE CLICK ACÁ