Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/600057

Mientras estaba viendo el partido de Boca, desvalijaron la casa de Marcos Rojo

Por el hecho hay un detenido de 44 años, vinculado a la vida diaria del hogar, ya que ingresaron con el código de la alarma. El defensor se ausentó del entrenamiento de Boca. 

El defensor de Boca Marcos Rojo sufrió el robo de joyas y otros objetos de valor, como los trofeos que ganó a lo largo de su carrera, luego que un grupo de delincuentes ingresó en su casa de un country ubicado sobre la ruta 2, cerca de la localidad bonaerense de Coronel Brandsen, mientras observaba el partido de su equipo ante Colo Colo de Chile el martes por la noche.

El propio futbolista confirmó la noticia al compartir un posteo en sus historias de Instagram y se ausentó del entrenamiento este martes en el predio de Ezeiza, al recibir una licencia del cuerpo técnico encabezado por Sebastián Battaglia para cumplir con los trámites correspondientes.

El episodio se produjo durante la noche del lunes, cuando el futbolista de Boca estaba junto a gran parte de su familia en platea del estadio "Uno Jorge Luis Hirschi" de La Plata, para observar el triunfo de su equipo sobre Colo Colo de Chile por el Torneo de Verano.

El defensor de 31 años regresó a su domicilio y se encontró con la sorpresa al ingresar al Miralagos Club de Campo, Golf & Spa, ubicado en el kilómetro 67 de la Ruta 2 en una zona cercana a Coronel Brandsen y a Olmos.

"Sería lógico que las autoridades del mismo investiguen cómo puede suceder que en un espacio privado y con seguridad pasen este tipo de cosas", completó el posteo la persona que dio a conocer el hecho, frase que fue compartida por Rojo textualmente, quien tiene más de 3 millones de seguidores en Instagram.

Según las primeras informaciones, los delincuentes se llevaron dinero, joyas y algunas medallas y trofeos que consiguió en su carrera y que formaban parte de un lugar especial en su domicilio, entre ellas la de la reciente Copa Argentina que conquistó con el "Xeneize".

La Policía se movió rápidamente y detuvo a una persona de 44 años vinculada al trabajo diario de la vivienda, ya que se observó en las cámaras de seguridad un movimiento directo hacia donde estaban los objetos de valor y no se hallaron roturas en los alambrados perimetrales del barrio cerrado.

"La hipótesis es que utilizaron el código de la alarma para entrar", señaló el diario platense "El Día" al citar a fuentes de la investigación.