Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/597214

Guzmán recibió el apoyo en la negociación con el FMI al exponer su plan económico en la CGT

El ministro de Economía confirmó que los pagos al Fondo se iniciarán en 2026 y aseguró que "no va a haber ningún ajuste".

La CGT respaldó las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, prometiera a los gremios que "no va haber ningún ajuste" y que el plan económico busca "generar trabajo y bajar la inflación".

Guzmán, junto a su par de Trabajo, Claudio Moroni, realizó una presentación en el Salón Felipe Vallese, de la sede de la central obrera. "Nuestro gobierno no va a firmar ningún acuerdo de ajuste porque significaría impedir darle continuidad a la recuperación económica" prometió Guzmán a la conducción de la CGT, encabezada por los secretarios generales Héctor Daer (Sanidad), Pablo Moyano (Camioneros) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicios).

En lo que constituyó una de las pocas presencia de un ministro de Economía en la CGT, Guzmán afirmó que "la verdadera inclusión social se da sobre la generación de trabajo que dignifica y genera esperanza y oportunidades". "Trabajamos por un acuerdo que nos permita seguir en la senda de lo que nosotros queremos que es que todo se vaya ordenando" añadió el ministro.

Antes de su exposición el ministro mantuvo un encuentro  con la cúpula gremial de la que participaron Moroni, Moyano, Daer, Acuña, Gerardo Martínez (Uocra), Antonio Caló (UOM), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias) y Julio Piumato (Judiciales).

Al hablar ante los sindicalista, en el salón de actos de la CGT, Guzmán dijo que se está negociando con el FMI "tener un esquema de políticas públicas que sean nuestras y permita seguir en la senda de tranquilizar la economía y que cuando estemos mejor podamos hacerle frente a la deuda".

Tras criticar el acuerdo firmado con el FMI por el gobierno de Cambiemos, Guzmán dijo que "este no es un problema que se resuelva en un solo paso porque es demasiado grande". Además, confirmó ante los sindicalistas que si se llega a un acuerdo con el organismo, la Argentina comenzará a pagar la deuda en el 2026, lo que implica que se está negociando un plazo de gracia de cinco años.

"Lo que buscamos es un acuerdo para el desarrollo sustentable en donde tenemos una programación plurianual, en donde le decimos al FMI presento esto y es lo que voy a hacer para que la Argentina se recupere, genere trabajo y la inflación vaya bajando", dijo el ministro.

Explicó también que "lo que está ocurriendo es una negociación de un Estado Nación con más de 190 Estados Nación. El FMI es eso; son los Estados del mundo. No todos tienen el mismo poder. Es una negociación geopolítica en donde a un país le va mejor si actúa más junto, como Estado Nación".

Guzmán criticó a la oposición al señalar que "hay dentro de la Argentina quien pide otra cosa y le conviene que la Argentina tenga un programa de ajuste". "Hay un montón de presión por eso. Algunos por razones económicas y otros por razones políticas", argumentó el titular del Palacio de Hacienda.

"Nunca más va a poder pasar que venga un gobierno de turno y en tres semanas saque un acuerdo con el FMI sin discutir de cara a la sociedad ni pasar por el Congreso y nos deje semejante problema", añadió en su critica a la oposición.

Al explicar las negociación con el FMI dijo que el Gobierno busca, Guzmán enumeró "primero acordar con el staff del FMI y después vamos a decir a los representantes del pueblo argentino y de las provincias, esto es lo que logramos, ahora ustedes voten". El ministro destacó la "recuperación del empleo, los dos ejes son trabajo y producción, se gobierna para el bienestar de los trabajadores y las trabajadoras, eso es lo que hacemos".

"Es la convicción absoluta, es una dinámica que debe continuar, por eso debe venir de la mano de una recuperación más fuerte del poder adquisitivo de los salarios, que no solamente es una cuestión justa, sino que es necesaria para que la economía ande bien" dijo el ministro ante la aprobación de los sindicalistas.

Añadió que la CGT "es muy importante en la construcción de una Argentina en la que los trabajadores puedan vivir mejor" y señaló que el Gobierno gestiona "pensando en el bienestar de las trabajadoras y los trabajadores".