Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/597006

Luego de diez años tras una pantalla, se conocieron en pandemia y se casaron en Resistencia: él es inglés y ella chaqueña

Hace poco más de 10 años atrás los unía la frágil virtualidad, hoy la libreta de casamiento. Marisol y Josh iniciaron un chat en 2010, cuando ella lo agregó a su lista de amigos. Luego de 10 años, en 2020 se vieron por primera vez, en medio de la caótica pandemia, y hace apenas tres meses se casaron. 

Fue el 10 de septiembre de 2021 cuando se casó con Josh Queen, un británico, en una ceremonia íntima en Resistencia. 

Marisol Colombo, de 29 años, estudiaba profesorado de inglés cuando encontró perfiles de norteamericanos en el navegador y buscando "oportunidades para mejorar el idioma", Josh, de 28 años, aceptó su solicitud, hace 10 años atrás. 

"A las pocas palabras sentí que había una conexión muy fuerte. La conversación fluyó desde el vamos: parecía que nos conocíamos de toda la vida", le cuenta la chaqueña en una entrevista a Infobae".

Y confiesa que en todo ese tiempo cada uno tuvo otras parejas pero que siempre algo los mantenía unidos. Pero el empujón se dio cuando Marisol, en marzo de 2020 tras una fuerte crisis de pareja decide terminarla y arriesgarse e ir por el británico. "Me sentía frustrada frente a los continuos fracasos amorosos, y pensé ‘si en todo este tiempo Josh sigue ahí, hay una oportunidad de algo más".

El por su parte, también se hallaba en plena separación y el vínculo volvió a florecer, "conversaciones de día, de noche. El cariño estaba intacto", relata Marisol. 

Fue ella quien dio el primer paso: le propuso un encuentro cara a cara. Ambos querían, pero la pandemia retrasó todos los planes. Sin embargo, ella jamás desistió, "me la jugué por amor. Me cancelaron el vuelo más de diez veces, hasta que lo logré". 

Fue así como llegó el momento más ansiado: "Cuando lo vi, no pude hacer otra cosa que correr a abrazarlo. Todo eso que había sentido por mensajes, llamados, se multiplicó por mil", reconoce.

Convivieron casi cinco meses en Londres, donde conoció a amigos y familiares de Josh. Un buen día, próximo al cumpleaños de Marisol, Josh la invitó a recorrer la ciudad de Bath sin imaginarse lo que ocurriría después: en plena costanera, él se arrodilló y le pidió matrimonio.  

"Preparó un discurso en español con ayuda de una amiga, todo para pedir mi mano". "No lo dudé. Le dije que sí, y lloramos".

Marisol debía regresar a Chaco, la visa de turista estaba por vencer. Fue entonces cuando comenzaron los planes de la boda hasta que finalmente en agosto de este año Josh llegó a la provincia para apenas un mes después concretar la celebración del matrimonio con una fiesta íntima con vista al río Paraná, en Resistencia. 

"Desde Londres sus familiares se conectaron por zoom y nos acompañaron con su propia fiesta".

Tres meses después, Marisol ya aplicó para la visa matrimonial "Cuando salga, me mudo. Aunque él quiere vivir en la Argentina. Se enamoró del país. Cada día se hace más duro. Lo extraño mucho, quiero recuperar esos 10 años de distancia", cuenta. 

Pulsa aquí para comentar en Facebook