Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/596885

Según un ministro alemán, la nueva variante ómicron del coronavirus ya llegó al país

La variante ómicron del coronavirus detectada en Sudáfrica probablemente ha llegado ya a Alemania, tras haber sido detectadas anoche mutaciones características en un viajero procedente de la región.

Según informó hoy el ministro de Asuntos Sociales del estado federado de Hesse, Kai Klose, a través de su cuenta de Twitter, "la variante ómicron ha llegado ya con una muy alta probabilidad a Alemania".

"Un viajero procedente de Sudáfrica presentaba anoche varias mutaciones características de ómicron. Existe por lo tanto una sospecha elevada. La persona en cuestión se encuentra en aislamiento domiciliario", precisó.

En estos momentos se está realizando todavía la secuenciación completa, indicó, y apeló a todos aquellos llegados de África del sur en la última semana a limitar sus contactos y a testearse.

Alemania declaró ayer zona de riesgo por presencia de la nueva variante ómicron tanto a Sudáfrica como a otros siete países de la región: Botsuana, Esuatini, Lesoto, Malaui, Mozambique, Namibia y Zimbabue.

Por otro lado, la incidencia del coronavirus en Alemania sigue sumando picos día tras día desde comienzos de noviembre y se sitúa este sábado en 444,3 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en siete días, frente a 438,2 el viernes y 362,2 hace una semana, mientras la vacunación avanza con lentitud.

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada madrugada, en Alemania se produjeron 67.125 nuevos contagios en 24 horas y 303 muertos por o con COVID-19, mientras el número de casos activos ronda los 813.400.

La tasa acumulada de ingresos en siete días se sitúa actualmente en Alemania en 5,97 por cada 100.000 habitantes, y la ocupación en las unidades de cuidados intensivos (UCIS) de pacientes con COVID-19 es del 18,9% de las camas disponibles en las unidades de críticos para la población adulta.

El 71,1% de la población de Alemania (59,1 millones de personas) ha sido vacunada, el 68,4% (56,9 millones) con la pauta completa, mientras 8,6 millones han recibido ya una dosis de refuerzo.

El presidente del Consejo de la Asociación Médica Mundial, Frank Ulrich Montgomery, pronostica que en los próximos diez días la incidencia se habrá duplicado a hasta entre 700 y 800, en declaraciones al grupo mediático Funke.

Agregó que el efecto de todas las medidas que se tomen ahora, "incluso la reducción de contactos o un parón de la vida pública", se demorará dos semanas y que a corto plazo, lo que puede ayudar "con más rapidez y mejor" es la reducción de contactos y evitar las multitudes.

A medio plazo, dijo, sólo sirve la vacuna obligatoria generalizada -a partir de los cinco (años), si la Comisión Permanente de Vacunación (Stiko) de Alemania lo permite- con lo que podría prescindirse de todas las medidas y "la vuelta a nuestra vida anterior", afirmó.

Alemania restringió el ingreso de viajeros procedentes de Sudáfrica

El ministro alemán en funciones de Sanidad, Jens Spahn, anunció el viernes que el país va a declarar Sudáfrica zona de riesgo por la nueva variante detectada y a partir de anoche únicamente permitirá el ingreso al país desde esa región a ciudadanos alemanes.

"Alemania va a declarar a Sudáfrica zona de riesgo por variante. Con la entrada en vigor esta noche, las aerolíneas podrán transportar a Alemania únicamente a ciudadanos alemanes", anunció el ministro a través de su cuenta de Twitter.

Además, todos los viajeros que ingresen al país procedente de la zona, también los vacunados, deberán guardar 14 días de cuarentena, precisó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a la nueva variante del COVID detectada en Sudáfrica como "preocupante" y la denominó "Omicron", en medio de las alarmas crecientes de la comunidad internacional.

"La evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con las anteriores", afirmó la OMS en un comunicado, tras una reunión de emergencia en la que habían sido convocados un grupo de expertos para evaluar la cepa B.1.1.529 del COVID-19.

Los expertos reunidos de emergencia alertaron que la aparición de esta variante, primero confirmada en un espécimen recolectado el 9 de noviembre, ha coincidido con un fuerte aumento de las infecciones en Sudáfrica.

Omicron, que ha llevado a muchos países a suspender los vuelos con África austral, preocupa por el alto número de mutaciones que presenta, pues en apenas dos semanas se han detectado ya una treintena, con casos confirmados no sólo en Sudáfrica sino también en la vecina Botsuana, en Hong Kong (China) o en Bélgica.