Viernes, 30 Noviembre, 2018 - 20:36

Ya hiciste tu vida…
Por Mónica Persoglia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
 
Cuando los padres pintan canas se suele oir esta frase “ya hiciste tu vida”.
 
Telma, padece una discapacidad motora, pero logró formar una familia y fue una excelente madre. Educò a su hijo con esmero, trabajaba con su maquina de lavar haciendo lo que se llamaba “ropa blanca”, que también las surcÍa o remendaba.y tenia sus conexiones que le permitían traer el alimento diario, ya que al ppco tiempo de nacer Tomás, su esposo falleció en un accidente de trabajo.
 
Su hijo se hizo hombre, no era muy aplicado a los estudios,  tampoco puso empeño en ser diestro, consideraba que era mejor ayudar a su madre que tenía una voluntad de acero.Telma no tenía ojos más que para Tomás y quiso asegurarle la casa y los bienes, pero  se olvidó de poner una leyenda: CON USUFRUCTO.
 
Tomás se enamoró de Eloisa, pero Eloisa no se enamoró ni quiso a Telma. Ella ya no era ya fuerte, trabajaba menos , descansaba más. Entonces consideraron que “ella” así la llamaban, se podría arreglar con sólo una habitación, total ya había “hecho su vida”, aunque  seguía viviendo,disfrutando de sus plantas, sus mascotas, la huerta y también tenía unos pocos clientes.
 
Recibió un Ultimatum “ la casa es mía, vos  sos vieja, ya hiciste tu vida, Eloisa y yo nos haremos cargo de la casa”
 
Telma, no salió de su estupor, su hijo, su adorado hijo le fallaba, las cartas estaban echadas, la leyes  del lado de Tomás.
 
Para el amor no hay leyes, pero para los intereses, si los hay.
 
Las leyes a veces las leen  caprichosamente, otra con justicia y pueden ser perversas
 
Quien estudia Leyes, debiera tener Sabiduria, prudencia y vocación.
 
La pregunta es CUANDO LA VIDA YA ESTA HECHA? Acaso en las enfermedades alargan el dolor en post de la vida ¿Qué vida?
 
Todos tienen un sueño, Telma , tenía los suyos. Quién o quienes defienden a las Telmas?
 
Esto también se llama VIOLENCIA. Escudada en las letras justas.
 
Mañana la llevan a un Hogar de ancianos, Telma tiene setenta años, se llevará sólo sus muletas.