Viernes, 1 Mayo, 2020 - 18:40

Violó a una joven con retraso mental y le dieron domiciliaria, pero la tobillera la tendrá después de la cuarentena

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El 12 de noviembre de 2015, Néstor Luis Ibars fue condenado a 7 años de cárcel por el abuso de una joven con retraso madurativo. La víctima vivía en un hogar de Bahía Blanca y los fines de semana un familiar la iba a buscar para llevarla a su casa y a otro domicilio, ubicado en Punta Alta, donde era atacada sexualmente. Desde el 7 de abril, Ibar está viviendo en el domicilio en donde atacaba a la mujer. Fue uno de los primeros beneficiados con la prisión domiciliaria otorgadas en el marco de la pandemia del coronavirus​.

Lo liberaron, bajo la supervisión del Patronato de Liberados y del área social de la Unidad Penal 19 de Saavedra, donde estaba alojado desde el día de su condena.

Los familiares de la víctima revelaron a Clarín que se enteraron que tenía domiciliaria a través de una notificación que les llegó hace una semana cuando el caso ya se estaba difundiendo en los medios.

La abogada de la familia dijo: “No se ha cumplido con la ley que regula y representa los derechos de las víctimas en un proceso penal. Les da la posibilidad de que sean escuchadas y que puedan decir por qué se oponen a estos beneficios”. Y añadió: “Nadie, pero absolutamente nadie nos dijo que se había analizado su salida”.

En esa línea, remarcó: “Nunca tuvimos la oportunidad de enterarnos dentro del proceso”. La prisión domiciliaria le había sido otorgada a Ibars en virtud de un hábeas corpus admitido por el tribunal de Casación de la provincia. Alude a la condición de riesgo de los internos en el marco de la pandemia y la superpoblación en las cárceles bonaerenses.

En la resolución que le concedieron la prisión domiciliaria, dispuso que la subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Seguridad proveyera un sistema de monitoreo electrónico “equipo y medios” para controlar el cumplimiento del beneficio y que cualquier anormalidad le fuera comunicada.

“Deberá procederse a la colocación del correspondiente equipamiento una vez finalizado el aislamiento, social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional”, fijó.

Cuándo ocurrieron los abusos

Los abusos por Ibars se produjeron entre febrero y agosto de 2008 cuando la chica, de 17 años y con un retraso madurativo leve, estaba alojada en el Patronato de la Infancia de Bahía Blanca. Según relató la víctima en Cámara Gesell, era abusada también por su hermano, quien la retiraba del hogar los fines de semana.

La joven quedó embarazada y su familia tramitó un aborto terapéutico. Un análisis de ADN determinó luego que la filiación no le pertenecía a Ibars. Su abogado utilizó ese argumento en su defensa durante el alegato del juicio en el que pidió la absolución.

La fiscalía había solicitado una pena de 12 años y la abogada del particular damnificado 20. Finalmente, el Tribunal Criminal 2 condenó a Ibars a 7 años de cárcel y ordenó su detención inmediata, ya que había llegado en libertad al debate.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK

Fuente: 
Radio Mitre