Domingo, 31 Mayo, 2020 - 20:44

Violenta tarde en un barrio de Barranqueras terminó con un enfrentamiento entre vecinos y personal de seguridad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Con el correr de la tarde de este último domingo de mayo, se conoció que en inmediaciones del barrio Nuevo Amanecer de la localidad portuaria se habría suscitado un inconveniente entre una familia contra representantes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y de la Comisaría Segunda, en el marco de un operativo control para el cumplimiento de las medidas de aislamiento obligatorio, lo que terminó en un ataque con agua hirviendo a los efectivos y varias denuncias radicadas. 
 
Frente a un hecho transcurrido en el puesto de control ubicado sobre la esquina de la calle Alice Le Saige y Alem, donde un joven que intentó ser demorado pudo escaparse tras haberse resistido violentamente, un grupo de efectivos de seguridad concurrieron a su domicilio para concretar la demora, donde se encontraron con uno de sus hermanos, quien fue identificado como partícipe en la resistencia. 
 
 
En ese contexto, y reconociendo que ya había sido identificado, el joven, según detalla la información policial, comenzó a insultar y solicitar la presencia de sus familiares, quienes arribaron inmediatamente y comenzaron a pelearse con los efectivos, momentos en los cuales una mujer, sindicada como la madre de los jóvenes, arrojó agua hirviendo que contenía en un termo sobre los oficiales, impidiendo nuevamente se concreten las detenciones. 
 
Ante ello, las fuerzas de seguridad decidieron retirarse de la zona sin detenciones, dando lugar a la posterior denuncia de tres miembros de la Guardia Urbana Municipal, quienes presentaron una serie de lesiones que serían producto de los distintos hechos de violencia suscitados en el barrio, ante lo cual se dio intervención a la titular de la Fiscalía de Investigación Penal N° 1 que dispuso el análisis de materiales fílmicos de los hechos y la toma de declaración testimonial a los testigos. 
 
 
LA DENUNCIA DE LOS VECINOS 
 
Según consta en el parte policial brindado por los agentes, la mujer que había tomado intervención en la trifulca arrojando agua caliente sobre los oficiales realizó una denuncia, donde expuso que ya pasado el mediodía, cuatro personas de la Guardia Urbana habían interceptado a su hijo de 25 años, quienes lo agredieron físicamente por no contar con el barbijo obligatorio, y ante lo cual el grupo familiar tuvo que interceder para separarlos y trasladar al joven hasta su vivienda, donde posteriormente se produjo otro violento desorden.
 
La situación, que culminó sin ningún detenido, se concretó con una acción penal por parte de la mujer contra la Guardia Urbana Municipal y el personal policial interviniente en los hechos, frente a lo cual se procedió intervención al Órgano de Control Institucional. 
 
DECISION MUNICIPAL 
 
Atendiendo a lo ocurrido, el director de la Guardia Urbana Municipal con apoyo del Ejecutivo de la localidad de Barranqueras decidió levantar el puesto de control sanitaria que se encontraba en la intersección de calle Alice Le Saige y Alem, en el barrio Nuevo Amanecer.
 
 

Notas relacionadas