Domingo, 13 Septiembre, 2020 - 20:00

Verano y pandemia: crece la demanda del turismo interno y en especial el alquiler de casas para disfrutar espacios abiertos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Como consecuencia de la pandemia de COVID-19 y el consecuente aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) decretado por el Gobierno hasta el 20 de septiembre con el fin de morigerar la propagación del virus, la temporada de verano se prevé fuera de lo común para la industria turística. Con las vacaciones de invierno perdidas, desde el sector apuestan a que la situación epidemiológica se recupere y se puedan reactivar sus actividades bajo estrictos protocolos sanitarios.
 
El Ministerio de Turismo y Deportes ratificó que se podrá llevar adelante la temporada de verano en Argentina cumpliendo los protocolos diseñados tanto para la gastronomía, como para la hotelería y las agencias. En ese sentido, confirmó que ya está trabajando para que se pueda llevar adelante la temporada de verano con protocolos sanitarios que podrían aplicarse en los balnearios y en los servicios de transporte turístico.
 
El gobierno bonaerense presentó al Ministerio de Turismo un borrador con un protocolo para las playas de la costa. La distancia social y la capacidad limitada en cada playa serán las claves de las medidas.
Asimismo, el Gobierno nacional y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) avanzaron en el diálogo para la probable reactivación de los vuelos regulares en el mes de octubre, tanto domésticos como internacionales, en una reunión virtual celebrada entre el ministro de Transporte, Mario Meoni; la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli; y el vicepresidente para América de IATA, Peter Cerda.
 
“Estamos trabajando para que el primero de octubre sea el regreso para los vuelos regulares, tanto domésticos como internacionales”, aseguró Tamburelli en un seminario online con representaciones del sector aeronáutico.
 
Sin embargo, Paola Tamburelli aclaró que la fecha estará sujeta a la decisión final de las autoridades sanitarias y de las máximas autoridades del Poder Ejecutivo. “Hay que tener en cuenta que, por la dinámica propia del virus, la situación sanitaria varía de provincia en provincia”, explicó.
 
“Las autoridades de Salud han estado trabajando y aprobaron un protocolo que ya está listo y al cual vamos a aportar nuestra visión para su aplicación de manera segura y viable y avanzaremos para la reactivación”, detalló Cerda.
 
“La industria está lista para comenzar a volar de manera segura y Argentina se encuentra muy preparada para encarar esa recuperación, que va a significar, no solamente la recuperación de la industria, sino de la economía a través de los viajes y el turismo”, afirmó el directivo. Y agregó que Argentina está coordinando con los países vecinos para la reapertura de fronteras y la aplicación de los protocolos de manera coordinada.
 
OPCIONES PARA LA TEMPORADA VERANO
 
Desde la agencia de turismo AlMundo dijeron a Infobae: “los pasajeros están seleccionando estadías más largas y a nivel doméstico en las compras de verano 2021”. Por tal motivo tienen diseñados paquetes para viajar dentro del país como Calafate-Ushuaia, Bariloche-San Martín de los Andes, o Mendoza-San Rafael. También para Salta-Cafayate-Tucumán. Hay paquetes por diversas duraciones en todos los destinos del país y con excursiones incluidas que van desde $27.000 hasta $38.000 para una estadía de seis noches por persona.
 
Con respecto a la hotelería, hay ofertas y disponibilidad en los principales destinos turísticos desde la costa atlántica, hasta el norte y sur del país. Desde la agencia ofrecen un seguro de cancelación “extra covid”, que permite contratar un seguro para cancelación y reembolso ante el caso de covid positivo previo al viaje.
 
Este servicio permite que en caso de presentar síntomas o al realizar el hisopado previo al viaje y si el diagnóstico es positivo obtener un reembolso de hasta USD 500 de lo abonado por el viaje.
 
Asimismo, uno de los servicios que está tomando gran relevancia es el alquiler de autos. “Los viajeros priorizan la forma de viajar en forma independiente y autónoma, que, además de dar libertad de recorrido y manejo de tiempos y paradas, da mayor seguridad ya que al circular, no están en contacto con otras personas, como es el caso en cualquier transporte público”, remarcaron.
 
“Los viajes cortos y cercanos están cobrando relevancia, porque las personas, atentas a la situación sanitaria, se sienten más tranquilas visitando aquellos lugares donde tienen un mayor conocimiento del tema sanitario y a los que pueden llegar en auto”, dijeron.
 
En ese contexto, destacaron las fuentes que tomando como fecha de viaje enero-febrero de 2021, se consiguen los paquetes de 6 y 7 noches (incluye vuelo y alojamiento, precios por persona) en Iguazú, Ushuaia y Bariloche con precios desde $15.800 para el primer caso; $23.275 para el segundo y $16.665 para el tercero.
 
Otro de los destinos más buscados según la agencia para esta temporada son los de cercanía. Ahí se contemplan escapadas cortas, de tres noches de alojamiento en Tandil (a partir de $10.156); San Antonio de Areco (desde $9.365) y Chascomús (desde 12.082 pesos).
 
Un estudio de la citada agencia de viajes reveló que 58% de los encuestados hará su primer viaje post COVID-19 al interior del país. “La necesidad de relajarse y desconectarse son sus principales motivaciones”, destaca el informe. Y agrega: "un 18% dijo que viajaría para conocer destinos nuevos, 15% para visitar amigos y familia; y 14% porque les gusta el destino escogido.
 
“El avión sigue siendo la opción de viaje más escogida, con 50% de las respuestas, aunque se observa una tendencia en crecimiento en cuanto al uso del auto, propio o alquilado. La mayor parte, además, afirma que viajaría en pareja (35%)”, añadió.
 
Además, los hoteles comenzaron a adaptarse a la nueva realidad que impone la pandemia y están haciendo cambios para que la estadía de los viajeros sea segura, destacaron desde Despegar. En ese sentido, afirmaron que se han redistribuido los espacios de circulación, preparado un estricto protocolo de higiene y desinfección, y se readaptó el servicio de comidas según las nuevas normas.
 
“Entre los cambios en el comportamiento de los viajeros se destaca que los turistas buscan paquetes con fechas flexibles y una de sus principales prioridades es el protocolo de bioseguridad de los servicios que contratan”, detallaron.
 
Respetar la distancia, usar barbijo, mantener la higiene personal son las prácticas comunes exigidas y que se deben cumplir en todo el país. En tanto, los gobiernos municipales avanzan en el diseño de protocolo y llevan adelante negociaciones con las cámaras que nuclean hoteles y transportes para tener planteado un escenario posible para el verano.
 
Fuente: 
Infobae