Domingo, 12 Enero, 2014 - 08:46

Vendedores ambulantes narcos operan en las playas de la costa atlántica

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
Una peligrosa banda de narcotraficantes vende drogas en las playas de la Costa Atlántica a los veraneantes y varios de sus integrantes ya fueron identificados por los investigadores. 
 
Se trata de una organización delictiva cuya base de operaciones está en la localidad bonaerense de Florencio Varela, en el sur del Conurbano, que diseminó vendedores ambulantes en los principales balnearios de la Costa. 
 
Este grupo mafioso con contactos en Quilmes, Berazategui y Lomas de Zamora, también es investigado por el traslado de niñas y adolescentes hacia las principales playas bonaerenses, para introducirlas en el mundo de la prostitución.
 
Fuentes judiciales cercanas a la investigación indicaron a Diario Popular y detallaron que esta nueva modalidad "se detectó, en principio, en los balnearios de Pinamar". 
 
Sin embargo, apuntaron que hay indicios de la misma actividad en "Mar del Plata, Villa Gesell y San Bernardo", donde se concentra la mayor cantidad de veraneantes jóvenes, que son los más propensos a consumir estupefacientes.
 
"Se camuflan entre la gente como si fueran los típicos personajes que recorren de punta a punta las playas. Simulan ser vendedores ambulantes y se mueven con carros de venta, pero son narcotraficantes", aseveraron las fuentes consultadas.
 
Asimismo, describió que "los falsos comerciantes captan clientes jóvenes en la playa y luego les venden droga en los boliches".
 
"Hacen el contacto y si pueden concretar la venta ahí mismo lo resuelven, sino fijan un punto de encuentro a la noche", explicaron de acuerdo a los datos que fueron surgiendo a lo largo de la investigación.
 
Según puntualizaron, el accionar de la banda quedó al descubierto "a raíz de una denuncia reciente, por eso se abrió una causa". 
 
En ese sentido, los voceros judiciales afirmaron que en los próximos habrá "mayores precisiones" ya que están identificados, dijeron, "algunos miembros de la ganización".
 
La mayoría de las organizaciones criminales que operan en el Gran Buenos Aires emigran hacia la costa atlántica en verano, debido a que ven disminuida su capacidad de delito en los barrios cuando comienzan el receso estival. 
 
"Así se mudan hacia los principales centros turísticos y llevan todo la ingeniería criminal para hacer su propia temporada. Como dice el dicho, los ladrones no se toman vacaciones", concluyeron. 
Fuente: 
NA