Lunes, 3 Agosto, 2020 - 15:02

Vecinos “cansados de los robos” vallaron un acceso al Ítalo Argentino: “El barrio no es privado, es cerrado”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Vecinos del barrio Ítalo Argentino de Resistencia cerraron este fin de semana el acceso sobre calle Fortín Warner y manifestaron que están “cansados de los robos”. Ante esta determinación, vecinos de Villa Libertad (barrio aledaño) que no estaban de acuerdo con la medida les pidieron que saquen el vallado.

En contacto con Diario Chaco, la presidente de la comisión, Sandra Ortíz, aseguró que en realidad ese acceso no estaba habilitado originalmente, pero hace varios años el vallado “se fue deteriorando hasta que quedó abierto como un acceso”.

El barrio no es privado, es cerrado. Por eso tiene la construcción edilicia cercada. Nosotros venimos reclamando hace mucho tiempo el cerramiento de este espacio para volver a la originalidad del barrio, cuando en el año 2000 el Instituto de Vivieda nos entrega el primer barrio cerrado de Resistencia”, precisó.

Asimismo, Ortíz explicó que esto viene de hace muchos años: “Este año retomamos la gestión de cerrar ese acceso pero nunca tuvimos respuesta. Por eso los vecinos tomaron la determinación de cerrar ese acceso”.

“CANSADOS DE LOS ROBOS”

El motivo principal por el cual no quieren que ese acceso permanezca abierto es que en la zona los vecinos padecen constantes robos y los ladrones utilizan esa vía como “escape”.

“Los vecinos están cansados de los robos. Se roban bicilcletas, motos, autos, garrafas. Arrebatos de carteras y mochilas. Hay asaltos hasta con vecinos adentro de las casas. En época de clases los chicos vuelven en bóxer porque los esperan y les sacan todos”, se quejó.



“El último hecho nos asustó mucho. La semana pasada, a las 2 de la madrugada, dos personas lo despertaron a un vecino apuntándoles con un arma”, reveló.

Además, señaló que “la circulación dentro del barrio se tornó incontrolable en la pandemia porque la gente evadía el control en la intersección de las avenidas Chaco y Edison”.

CONFLICTO CON UN MOVIMIENTO SOCIAL

El sábado fue el momento de mayor tensión cuando “el referente social de la Tupac Amarú, el Pelado Gómez se presentó como mediador porque lo habrían llamado los vecinos de Villa Libertad que no están de acuerdo con el cerramiento y que forman parte de ese movimiento”.

“En una de sus expresiones él nos aseguraba que si nosotros levantábamos la reja nos aseguraba un patrullero ahí y en la entrada por seguridad. Pero si no levantábamos la valla iban a cortar la entrada”, relató Sandra Ortíz.

Y eso fue lo que pasó: “A la tarde cortaron el único acceso unas horas sobre avenida Chaco porque no queríamos levantar la valla y nosotros quedamos de rehenes en nuestro propio barrio. Aparentemente era la gente que le responde, porque él estaba”.

“En un momento un vecino quiso entrar y ellos le quisieron golpear. Hasta a un repartidor de Pedidos Ya le agarraron y le quisieron sacar el pedido. Se puso muy tensa la situación”, sostuvo.

A LA ESPERA DE UNA SOLUCIÓN

No obstante, los vecinos acampan desde el sábado adentro del barrio a la espera de una resolución. Lla presidente de la comisión vecinal del Ítalo resaltó que “en realidad el conflicto no es con los vecinos, nosotros no queremos problemas con ellos”.

“El juez de Faltas del Guiraldes, Luis Dellamea, tuvo que mediar entre las partes para que podamos descongestionar la cuestión pero él no tiene autoridad para determinar si la reja se levantaba o se quedaba. Quien tiene que dar la resolución es el Municipio de Resistencia. Estamos esperando que responda al pedido de años que tenemos los vecinos”, indicó.

PARA COMENTAR EN FACEBOOK HACER CLICK ACÁ