Viernes, 1 Noviembre, 2019 - 11:21

Usurpaciones: unas 400 familias se retiran de forma voluntaria del ex predio del Ejército

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
A principios de octubre se desplegó un gran operativo Policial para intimar a las personas que pernoctaban en el ex predio del Ejército. Finalmente, poco más de un mes después, la mayoría de ellas decidieron retirarse de forma voluntaria.
 
Se trata de unas 400 familias que “marcaron, dividieron los terrenos y se organizaron por delegaciones” para afrontar las problemáticas que atraviesan, según explicó el presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, Aníbal Ponti, a Diario Chaco. “La mayoría de ellas se retiran de forma voluntaria”, dijo tras llegar a un acuerdo con las partes intervinientes. 
 
El acuerdo, que se presentó desde la Comisión Provincial por la Memoria y sobre el cual tuvo injerencia tanto la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Desarrollo Social, ante la jueza federal Zunilda Niremperger, supone el compromiso con 15 de los 16 delegados. 
 
Así las cosas, son cerca de 400 familias las que acordaron retirarse del predio. Las demás-que construyeron algunas viviendas precarias- quedarán en manos de la jueza y la decisión que tome ésta. Aunque, según detalló Ponti, “se procederá al desalojo”. 
 
“Nos reunimos ayer con la secretaria de Recursos Humano, Gladis Soto y con la jueza Niremperger. Se hizo una serie de presentaciones entre ella el censo efectuado por la Secretaría de Derechos Humanos y el acta donde 15 de los 16 delegados firmaron un acta de retiro voluntario”, dijo Ponti. 
 
En la reunión, que tuvo lugar en la Casa por la Memoria, las partes se comprometieron a que cuando se urbanice el lugar, se tendrá en cuenta el censo presentado. En ese sentido Ponti detalló que se reunieron con el gobernador electo, Jorge Capitanich, con quienes pactaron dichas acciones futuras. 
 
QUÉ PASA CON LAS FAMILIAS
 
Ponti manifestó que “no vivían en esos predios, solo pernoctaban”, por lo que “volverán al lugar donde estaban”. Sucede que muchas de ellas, “tenían casos problemáticos, mujeres que padecían violencia de género, violencia familiar, había una madre con siete hijos, y casos similares”.
 
Para estos casos, explicó Ponti, “fue el Ministerio de Desarrollo Social junto a la Secretaría de Derechos Humanos fueron quienes se hicieron cargo”. 
 
Los demás, “que no participaron del acuerdo, y que tienen viviendas precarias, quedan a disposición de la jueza”. Respecto del desalojo. 
 
En ese sentido, Ponti precisó: “La jueza nos explicó que va a haber desalojo, existe el compromiso de la mayoría de retirarse, y quienes ya no están en el predio”.
Señaló asimismo que el predio es inhabitable “se sacó tierra para la construcción de la defensa y se inunda con una lluvia ínfima”.  
 
Por otro lado, indicó: “La jueza me dice que hay construcciones y si, tiene razón, eso es ilegal, pero nosotros dimos por finalizado nuestra intervención, tras firmar el acuerdo con la mayoría. Ahora depende de que el ministerio de Desarrollo Social solicite suspender los desalojos, pero la jueza es quien decide que se hará. 

 

Notas relacionadas