Lunes, 8 Octubre, 2018 - 09:23

Una obra de Banksy se autodestruye tras ser comprada por más de 1,2 millones de Euros

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Banksy lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a impactar con su obra demostrando que su genio va más allá de su arte; quizás el no quiera venderse, quizás no quiera que sus obras cuelguen en las paredes de la casa de un coleccionista anónimo, quizás crea que el arte no se plasma en lienzos, quizás crea que el arte es una idea, una brillante. 

El genial artista urbano Banksy volvía a dejar, hace unos días, con la boca abierta a todos aquellos que tenían la suerte de contemplar una de sus obras, en concreto "Girl With Ballon", icónica ilustración que apareció por primera vez en 2006 en una pared de Great Eastern Street, ubicada en el londinense barrio de Shoreditch.

La pintura, por la que se estaba pujando en la subasta londinense de Sotheby's hasta que fue vendida por una cifra cercana a los 1,2 millones de euros, se autodestruyó justo en el momento en el que fue adjudicada a su comprador, indicó el portal culturainquieta.com.
 
Los asistentes, que de repente escucharon una alarma, vieron como el dibujo comenzaba a deslizarse hacia abajo triturándose a medida que pasaba por el dorado marco ante la cara de sorpresa y de estupefacción de todos los presentes que no sabían si reir o llorar. 
 
El propio Banksy publicaba este vídeo en su cuenta de Instagram, en el que se ve el momento vivido por los asistentes a la subasta y cómo construyó el marco con la trituradora.
 
Inmediatamente, el personal de la sala se apresuró en retirar el cuadro, suponemos que, curiosos por descubrir el mecanismo de control remoto integrado en el marco que destruyó la pintura.
 
 
Los asistentes sacaron rápidamente sus teléfonos y cámaras y comenzaron a tomar fotos totalmente desconcertados.
 
A su perfil de Instagram, Banksy subió una foto, tomada por el empresario Dan Fleyshman, presente en el momento que ocurrían los hechos, en la que se podían ver las expresiones de sorpresa y horror en las caras de los espectadores.
 
La casa de subastas dice que está negociando con el comprador anónimo porque no tienen claro si la pintura fue destruida o transformada, y, por lo tanto, quieren averiguar si su valor fue disminuido o aumentado con la performance y la expectación generada.
 
Para nosotros, sin duda, el valor es mayor, porque es el claro ejemplo de como reinventar, transformar y añadir un nuevo concepto alrededor de una obra que ya tenía el suyo propio, y hacerlo en cuestión de segundos, impactando como nunca se había hecho antes; Banksy, siempre va un paso por delante, incrementando, más si cabe, su leyenda.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Banksy (@banksy) el