Viernes, 16 Octubre, 2020 - 14:29

Una joven denunció que una policía la golpeó varias veces en Pinedo: “Estaba como sacada”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una joven estudiante de 23 años de edad denunció que fue brutalmente atacada por una agente de la Policía en la localidad de General Pinedo. Según expuso, le propinó varios golpes y le dejó marcas en el cuerpo en plena vía pública en frente de su propia casa.

La denunciante aseguró que el domingo pasado por la madrugada al llegar a su casa, su novio se bajó de la moto en la que circulaban y ella se quedó esperándolo. En ese momento llegó una policía que le “pegó tres golpes con la mano abierta en la cara sin mediar palabras”.

Al escuchar los gritos, el padre de la mujer abrió la ventana y salió rápidamente a agarrar a su hija “para que no le siga pegando”. Luego, cuando llegaron otros dos efectivos, “nuevamente la policía la tomó de los pelos y la subió a la camioneta, donde seguía agresiva y le apretó en los brazos”.

“Posteriormente otro policía que ve la situación la saca y le dice que suba en el otro patrullero”.

El caso fue difundido hoy por su padre, Jorge Alfredo López, quien cuestionó el accionar policial, afirmó que también hará una denuncia penal y pidió que “esta situación no se vuelva a repetir para nadie”. Al solicitar explicaciones, recibió una extraña respuesta: “Pasaron por la comisaría y tocaron bocina”.

"Mi hija con su novio pasaron por la comisaría y a la cuadra y media el novio tocó la bocina, de ahí doblaron por la calle 18 -transitando por la calle 9- hasta mi domicilio que sería 18 esquina 25. Fueron tranquilos pero lo que menos imaginaron es que la Policía salió a seguirlos. ´Persecución´ según la policía dice que fue. Persecución no sé a qué, ¿a unos chicos que tocan bocina? ¿Qué pasaba si yo no escuchaba los gritos de mi hija?", advirtió el padre en comunicación con Diario Chaco.

Al detallar cómo comenzó la secuencia de confusos episodios, contó: “Llegaron a la casa, entran, ahí yo tengo un lavadero que justo da con la ventana de mi dormitorio. Ellos entran, el novio traba la moto, se bajan y estaban a oscuras porque la luz del frente estaba apagada y también la del lavadero ya que ahí solo dejan la moto. Cuando salen para el frente, llegó la Policía y lo esposan, mi hija estaba sacando de su mochila la llave. En eso entra la policía esta y la agrede con un golpe de puño en el pómulo izquierdo. Después le pega con mano abierta en el lado derecho. Estaba como sacada”.

“Cuando veo esto empiezo a empujarlos a los policías y a preguntar qué pasa, qué están haciendo, por qué entraron, tienen una orden, qué pasó. Eran como 10 policías. La mujer policía que se llama A.R. reiteradas veces la encaraba a mi hija para pegarle. Estaba como sacada la señorita policía, tal así que forcejeo viene, forcejeo va, ya estábamos en la punta de mi terreno”, continuó relatando.