Martes, 18 Junio, 2019 - 18:19

Abastecedora de energía solicita a la provincia el pago de una deuda y advierte sobre suspensión de servicio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La empresa Aggreko, que es proveedora de equipos de generación de energía temporal, reclamó al gobierno provincial por una deuda de más de 8 millones de pesos por atrasos en los pagos desde diciembre del año pasado. Por este motivo, dieron aviso de suspensión del servicio desde el viernes 28 de junio si no se paga el monto requerido.  
 
Aggreko genera y abastece de energía a la central térmica de Misión Nueva Pompeya. Esta central funciona con combustible y refuerza el sistema de SECHEEP. 
 
La nota fue enviada el 13 de junio y estuvo dirigida al ministro de Obras y Servicios Públicos, Fabián Echezarreta, al subsecretario de Energía, Rubén García y al presidente de SECHEEP José Tayara. En la misma, la empresa especifica: "Ante el incumplimiento, se les hace saber que Aggreko hará uso de su derecho de suspender el servicio desde el día viernes 28 a las 12 am”.
 
Además, se detallan cuáles son las facturas adeudadas, el mes al que correponden, su vencimiento y el monto total. El total deja una deuda de $8.974.525,30.
 
- Servicios de noviembre de 2018 con vencimiento el 12 de enero de 2019 y un total de 1.426.959,90. 
 
- Servicios de diciembre de 2018, con vencimiento el 14 de febrero y un monto de 1.404.963,33.
 
- Servicios de enero de este año, que venció el 27 de marzo, y correspondía al total de 1.465.240,76.
 
- Servicios de febrero de este año, vencido el pasado 21 de abril, con un total de 1.514.946,23.
 
- Servicio de abril, vencido el 15 de mayo por un total de 1.545.632,83. 
 
- Servicio de abril vencido el 12 de junio por el monto de 1.616.782,25.
 
 
El diputado provincial, Livio Gutiérrez, explicó a Diario Chaco que el año pasado había presentado un pedido de informe en relación a este tema porque “la deuda se acumulaba y ya había una notificación, que en ese momento fue dirigida al gerente de SECHEEP de esa zona y desde ahí a la gobernación”. 
 
Remarcó además que “es el gobierno de la provincia el que cobra las boletas de servicio ahí y no le pagan a la empresa que aporta las centrales térmicas”.