Sábado, 17 Agosto, 2019 - 08:29

Una bomba que podría caer en Chaco: por la suba del dólar, clínicas cordobesas piden suspender o despedir trabajadores

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Casi cincuenta sanatorios y clínicas privadas de Córdoba pertenecientes a distintas asociaciones se presentaron en el Ministerio de Trabajo de esa provincia para solicitar un procedimiento preventivo de crisis sectorial. Están en riesgo 8 mil trabajadores y la salud de decenas de miles de personas. Chaco, a un paso.
 
La crisis de los prestadores de salud privados tiene tres elementos que se repiten en todo el país, y Chaco no es la excepción: las paritarias actualizadas con los trabajadores nucleados en Fatsa; la dependencia de las clínicas y sanatorios con respecto al Estado, siendo Pami el principal “financiador” de la actividad aportando el 85% de los ingresos; y, finalmente, el evento que detonó la presentación ante las autoridades: la escalada del dólar, que elevó los costos de los insumos en tan sólo veinticuatro horas tras las paso del 11 de agosto. 
 
En el pedido, las clínicas argumentan que el objetivo es “conservar la empresa en marcha”, por lo que solicitan la implementación de un mecanismo que les permita de manera extraordinaria “modificar temporariamente las condiciones de trabajo con sus empleados, en acuerdo con el gremio del sector (en este caso Atsa) y con la intervención del Ministerio de Trabajo. Se autorizan reducciones horarias o suspensiones. En casos extremos, puede habilitar despidos”, informó este viernes La Voz en una nota firmada por Pablo Petovel.
 
Cabe recordar que en el caso de Chaco, Pami cursa un conflicto legal con la mayor prestadora de servicios de salud de la provincia, Asociación de Clínicas y Sanatorios, por lo que en la práctica esa red ya no está atendiendo a pacientes afiliados a la obra social nacional, lo que permite prever que la crisis que se produjo en Córdoba podría llegar más rápido de lo pensado.