Lunes, 9 Diciembre, 2019 - 20:03

Un saenzpeñense fue ternado como uno de los mejores árbitros de taekwondo y deportes de contacto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ariel Ojeda, árbitro de deportes de contacto y taekwondo, fue ternado como uno de los mejores y será premiado junto a otros a nivel nacional por periodistas de Buenos Aires especializados en la materia. 
 
“Recibí la noticia que estoy compitiendo una terna junto a otros árbitro del país del deporte de contacto y taekwondo, son personas muy reconocidas en lo que hacen, conocidas a nivel país y a nivel mundial también”, explicó Ariel Ojeda.
 
“Estoy absolutamente asombrado y emocionado, por estar ternado con grandes árbitros, como Rodolfo Arce de deportes de contacto, Lorena Ducros y Fernando Fernández de taekwondo, todos grandes profesionales a quienes siempre admiré y aprendo día a día de ellos”, dijo Ariel Ojeda al agradecer “este reconocimiento a esto que tanto amo que es el arbitraje y siempre lo hago con mucha seriedad, responsabilidad y amor”.
 
Dijo que la noticia era muy gratificante para su carrera porque “hace 10 años que vengo trabajando en esto, recorriendo el país en los distintos eventos tanto de kick boxing, de taekwondo y de artes marciales, en un lindo reconocimiento formar parte de esta terna”, destacó.
 
El árbitro saenzpeñense agradeció esta terna a los periodistas de los “Premios Locosxtkd”, de Buenos Aires. “Es la primera vez que formaré parte de una terna para recibir el premio, el año pasado fui elegido por el Círculo de Periodistas de la ciudad por mi participación en los Juegos Olímpicos”, recordó.
 
Al referirse a su tarea de árbitro, Ojeda expresó que “se trata de un trabajo que requiere mucha responsabilidad, hay que capacitarse y estar muy atentos porque la función principal del árbitro es cuidar la seguridad de los competidores”. “Recordemos que estamos hablando de deportes que tienen contacto y son de pelea, se preserva siempre la seguridad del competidor y ahí el rol del árbitro es fundamental”, concluyó.