Lunes, 3 Agosto, 2020 - 12:56

Por un paro de choferes, Sáenz Peña se quedó sin colectivos por tiempo indeterminado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Si bien se reactivó el transporte público de pasajeros en el Gran Resistencia en el marco de la fase 1 del plan desescalada del aislamiento, Sáenz Peña aún permanece sin servicio debido a un paro de los trabajadores de la única línea de colectivos de la ciudad.

Hoy, los 70 trabajadores de la única línea de colectivos que funciona en la ciudad termal se movilizaron en caravana por las calles de la ciudad para acompañar la medida de fuerza. La movilización llegó hasta la Municipalidad, donde un grupo de delegados fue recibido por autoridades del Ejecutivo.

Miguel Villaba y Jose  Kancheff, delegados gremiales en Sáenz Peña, explicaron que el motivo del paro que comenzó el sábado y se extenderá por tiempo indeterminado.

“Desde el 1 de agosto estamos paro, Resistencia volvió a trabajar y nosotros decidimos hacer el paro por tiempo indeterminado. Queremos cobra toda la deuda que tenemos y queremos estar en igualdad de condiciones con Resistencia”, señalaron.

Villalba explicó que tienen acarrean una deuda desde diciembre del año pasado y “una diferencia de 18.3%. Nos deben una proporciona del aguinaldo  y tenemos cuotas mensuales de lo que va de este año. También un 25% del salario del mes de junio y la primera cuota del SAC del mes de junio”, detalló.

Los referentes sindicales aseguraron además que están en “permanente contacto con el titular del gremio a nivel provincial” y destacaron que la medida de fuerza fue debidamente comunicadas a las autoridades municipales.

“Lo que necesitamos es que se pague el total de la deuda porque nos llama la atención que en Resistencia se pudo solucionar ese tema y en Sáenz Peña no, necesitamos que se cubra el total de la deuda tal como si hizo en Resistencia y a partir de ese momento estaríamos en condiciones de  volver a trabajar”, dijo Villalba.

Al ser consultado sobre la respuesta del titular de la empresa, contó que el empresario Julián Vilar fue sostiene que “no le llegan los subsidios correspondientes a nivel promedio como en Resistencia”.

“Son alrededor de 70 familias las que dependen de este trabajo y a pesar de ser la única línea de transporte que funciona en la ciudad “no somos una empresa chica”, y queremos serguir trabajando”, expresó Villalba.

Pulsa aquí para comentar en Facebook

Notas relacionadas