Miércoles, 23 Agosto, 2017 - 18:58

Video
Un mal día lo tiene cualquiera: Rozas y Michetti se cruzaron duro en el Senado

La vicepresidenta no dejó que el chaqueño planteara una cuestión de privilegio durante la sesión de este miércoles en el Senado. Mirá lo que se dijeron.

Los senadores peronistas habían cuestionado la maniobra del oficialismo en el Consejo de la Magistratura para echar a Eduardo Freiler, y aludieron tanto a Ángel Rozas como a su par pampeano Juan Carlos Marino
 
Sin embargo, cuando éstos plantearon la cuestión de privilegio (una fórmula parlamentaria para “limpiar” la afectacion de derechos, reputación y conducta de un legislador en lo que hace a su idoneidad representativa) la titular del Cuerpo, Gabriela Michetti, no los autorizó por considerar que, en rigor, no eran cuestiones de privilegio sino respuestas directas a las imputaciones que acababa de lanzar la oposición. 
 
Mientras Marino cerró la discusión con un “macanudo”, Rozas se mostró más duro de roer para la Vicepresidenta de la Nación. Cuando ésta preguntó sobre qué era la cuetión de privilegio, el chaqueño contestó: “Si me deja hablar se va a enterar en el camino”. 
 
“Para autorizarlo prefiero que me diga sobre qué tema”, respondió Michetti.
 
“No sabía que tenía que confesarme primero, yo lo hago a veces en la Iglesia”, retrucó Rozas. 
 
“El senador Pinedo hizo lo que debía hacer: levantó la mano”, insistió Michetti.
 
“Ustedes son más prolijos que nosotros”, ironizó el radical. 
 
“Bueno, listo: si es por el mismo tema no lo voy a conceder”, quiso cerrar Michetti, pero Rozas se indignó: “Yo he sido aludido, soy representante del Consejo de la Magistratura. Si usted cree que es la dueña, está equivocada”.
 
“Yo tengo la facultad de autorizar o no”.
 
“No, no tiene ninguna facultad, tiene la facultad de dirigir, no de resolver. Está equivocada”. 
 
“Usted sabe que no se puede contestar”, concluyó la Vice.