Lunes, 13 Enero, 2014 - 07:34

Un grupo de 100 motociclistas pasó sin frenar por un operativo de control de tránsito en Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una extraña situación debieron soportar los inspectores de transito y efectivos de la División 911 en un control de motos que se realizó anoche. El primero de ellos en calle 11 y 14 y el segundo en inmediaciones a la Plaza San Martín, de la ciudad de Sáenz Peña. 

Inspectores de Transito con el apoyo de la División 911 y Padres en la Ruta realizaron anoche dos  controles de motovehículos y secuestro de los mismos a aquellos conductores que no poseían la documentación del rodado o manejaban sin el correspondiente registro, sin mencionar que ninguno de los conductores controlados llevaban casco. Otra irregularidad que se notó fue la conducción de menores de edad, personas mayores que trasladaban a toda su familia, cuatro por lo menos en la motocicleta.

Algunos conductores  discutieron, criticaron, se quejaron por los controles y hasta agredieron a los inspectores de transito. Hubo empujones, gritos, llantos, para evitar que secuestren una moto.  

Otro inconveniente que se genero en esa esquina céntrica de la ciudad, fue que el semáforo de ese lugar no estaba funcionando, lo que trajo mayores inconvenientes en la circulación vehicular.

SIN CONTROL

Pero la situación más violenta se vivió horas más tarde, cerca de la medianoche cuando el control se trasladó a la Plaza San Martín, sobre calle 12, en ese lugar se juntaron más de 100 motociclistas y avanzaron sin control sobre el operativo dispuesto en ese lugar. “Como malón, a toda velocidad, sin control, se desplazaban los jóvenes por la calle 12 pasando casi por arriba de los inspectores y personal policial apostado en el lugar”, comentaron los integrantes de Padres en la Ruta.

“Es una lástima que esto ocurra en esta ciudad, con lo que ocurrió esta noche, vemos una vez más que los vándalos mandan, este grupo es el mismo que meses atrás le torció la mano al intendente para que no se realicen estos controles y ahora son dueños de la calle”, dijeron Derka y Nuñez de Padres en la Ruta.

“De esta manera no se puede seguir, la Municipalidad tendrá que hacer algo mas, no puede ser que unos vándalos manejen el tránsito de la ciudad”, se quejaron.

MUJER VIOLENTA

El primero de los operativos se concretó en calle 11 y 14, en ese lugar se secuestraron más de 30 motocicletas. Allí dos conductores se empacaron, no permitían bajo ninguna circunstancias que sus motos sean secuestradas, más de media hora tuvieron que lidiar los inspectores de transito, los efectivos del 911, el oficial Gustavo Merino, el subsecretario de Seguridad Ciudadana de Miguel Llovet, Romina Barrios de Transito, todos buscaban la forma más clara de explicar a estos irascibles conductores que estaban en infracción y sus vehículos debían ser secuestrados. Una mujer a los gritos pretendía evitar el secuestro de su moto, utilizó también sus manos y piernas, y a los golpes y patadas se despachó contra los inspectores. La mujer luego de luchar por más de media hora con los inspectores y la policía, lamentablemente fue conducida a la Comisaría Primera en un patrullero. Para estos inconvenientes debería existir en apoyo una mujer policía, para evitar luego que esta nerviosa señora denuncie a los policías.