Domingo, 29 Diciembre, 2013 - 20:41

Un dolor para no darle la espalda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más comunes y lo padecen personas que realizan trabajos físicos, esfuerzos desmedidos.

Es muy habitual en mujeres embarazadas. Sin embargo, las consultas por molestias vinculadas con la columna vertebral han aumentado en forma alarmante en los últimos años en personas jóvenes. La vida sedentaria, el uso de la computadora y el estrés que se transforma en tensión muscular son las principales causas de estas patologías. Por eso es necesario conocer cuándo ese dolor pasó de ser leve a severo.

"Los dolores referidos a la columna vertebral pueden localizarse en la zona cervical a la altura del cuello y cabeza, en las vértebras dorsales, que es la parte media del tronco y lumbares, ubicadas en la zona baja de la columna", según explica el doctor Víctor Ramanzin (MN 66.387), traumatólogo de una prestigiosa clínica y maternidad. Destaca además el profesional que "si bien la columna vertebral puede ser asiento de múltiples patologías que provocarán dolores, las alteraciones de la postura es la causa más frecuente de dolores referidos a la columna".

Una rutina que incluya una dieta sana, ejercicios para tonificar y fortificar los músculos y la toma de conciencia sobre la importancia de los movimientos adecuados y posturas convenientes pueden prevenir o minimizar los riesgos de padecer dolor de espalda. Uno de los objetivos de los ejercicios para la columna es mantenerla flexible, permitiendo libertad total de movimientos en todas las direcciones.

"Para que aporten resultados deben ser hechos casi a diario, con suavidad y muy despacio", destaca Ramanzin. Zona cervical -Inclinar la cabeza de uno a otro lado, como diciendo "no". -Inclinar la cabeza hacia uno y otro hombro con mucho cuidado. -Inclinar la cabeza hacia adelante, sintiendo la extensión de las cervicales y luego volverla hasta la posición erguida.

En general cuando hay molestias en la zona cervical no es aconsejable echar la cabeza hacia atrás. Zona dorsal y lumbar -Inclinar la columna a uno y otro lado, apoyando una mano en las costillas del lado hacia el que nos vamos a inclinar y estirando el brazo del otro lado sobre la cabeza. -Girar a uno y otro lado. -En posición a cuatro pies, con rodillas y manos apoyadas en el suelo, llevar la columna de la posición de puente (cabeza hacia abajo y vértebras hacia arriba como formando el arco de un puente) a la posición valle (cabeza hacia arriba y vértebras hacia abajo).

Este ejercicio hay que combinarlo con la respiración, inspirando al formar el valle y aspirando al formar el puente. Uno de los consejos clave es mantenerse erguido, para que tanto los discos intervertebrales como las otras articulaciones de la columna, puedan repartir correctamente el peso que se soporta no solo por el propio peso corporal, sino por las cargas que se transporten. La posiciones de "erguido" significa adoptar una postura que mantenga la forma natural de la columna vertebral.

Un deporte adecuado Hay deportes que tienen un beneficio para la espalda, como la natación, fundamentalmente los estilos "crol" y "espalda", ciclismo y el esquí de montaña. Los no aconsejables Hay algunos deportes especialmente contraindicados para la espalda como el esquí acuático, el golf y la equitación, por ser actividades que fatigan la zona lumbar.

Fuente: 
Noticias Argentinas