Domingo, 20 Septiembre, 2020 - 19:34

Un confuso episodio en Gancedo enfrentó a policías y un doctor que intentaba ingresar a la ciudad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ocurrió anoche en el puesto caminero ubicado en la localidad de Gancedo cuando efectivos de la Policía Caminera detuvieron el paso de un vehículo que venía de la provincia de San Juan para hacer su ingreso a la provincia del Chaco con destino a Presidencia Roque Sáenz Peña.
 
Según informó la policía se trataba de una camioneta KIA, conducida por el doctor Ricardo Pardo acompañado de su esposa y otra persona mayor de edad de la que no exhibieron identificación ni permiso de circulación. Explicaron que el vehículo intentó evadir el control policial de Gancedo. 
 
A raíz de esto, según las fuentes policiales, se produjo un pequeño incidente entre el médico y los efectivos del control en el momento en el que solicitaron las documentaciones necesarias para la circulación. Afirmaron que el médico se mostró agresivo y se negó a brindar los datos en medio de insultos para luego abandonar el control a toda velocidad. 
 
Sin embargo, Diario Chaco consultó al doctor Ricardo Pardo para que relate su versión de los hechos. Pardo reconoció haber tenido un incidente con la policía, pero detalló cómo sucedieron los hechos desde su perspectiva. 
 
“Hace un mes tuve que llevar a mi señora a operarse a San Juan, pasé sin problemas y tuve retenciones en Santiago del Estero. Al llegar a San Juan dejé a mi señora en la ruta porque no podía ingresar y ella fue a operarse. Ayer, la voy a buscar y a la vuelta me dicen que tenía que hacer el ingreso de nuevo”, relato. 
 
“Cuando estaba viniendo le había pedido al Comité Sanitario, a Juan Fuentes Castillo un permiso para poder ingresar porque la otra vez me hicieron esperar. Viajamos 24 horas para traerla nada más a mi esposa y tenía que hacer el ingreso”, agregó.
 
Al referirse al incidente dijo que al llegar al puesto de control después de haber viajado 24 horas “estaba muy cansado, les dije que era una barbaridad, les mostré el permiso y me dejaron pasar, pero les dije que no podía ser que se manejaran así. Había gente que estaba desde la 2 de la tarde con chicos, le pregunte quién era el funcionario que tomaba esa determinación, y por qué tengo que acudir a mover algún contacto para poder solucionar un problema, que no venía de vacaciones, sino que dejaba a mi mujer que se tenía que operar. Les dije que era unos inútiles porque no hacían las cosas que tenía que hacer y que era poco serio lo que estaban haciendo”, detalló el médico.
 
“Los chicos no tiene la culpa, ellos cumplen ordenes de una persona que está en Basail y hacen todas las veces lo mismo”, dijo el Dr. Pardo.
 
Negó que haya intentado evadir el control: “Ellos tiene los conos en el control, para evadir algo tenés que atropellar el cono, eso no fue lo que paso”. Por otro lado, dijo que “una cosa es ser estrictos como la Policía de San Juan y otra cosa es poner a estos chicos que no tiene la culpa, pero que la orden de un superior no sea clara, que no sepan cual es la realidad de las cosas”.