Jueves, 6 Agosto, 2020 - 16:52

Un comisario confirmó que fueron policías quienes balearon y mataron al chico de 17 años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La muerte de Valentino Blas Correas, de apenas 17 años, sacude a Córdoba. El adolescente iba en el asiento trasero de un Fiat Argo con amigos compañeros del colegio y terminó muerto de un balazo en la espalda tras una confusa persecución policial. 
 
El comisario mayor Gonzalo Cumplido habló con Arriba Córdoba y explicó que todo está en etapa de plena investigación. Sin embargo, confirmó que los policías dispararon “al menos tres o cuatro” balazos contra el vehículo. Al parecer uno de esos tiros fue el que mató al menor. 
 
“Está confirmado: el personal actuante efectuó disparos de arma de fuego”, indicó y dijo que el Fiat tiene un neumático reventado y, como mínimo, dos impactos de bala. Uno de ellos quedó evidenciado en el vidrio trasero. 
 
EL RECORRIDO 
 
Cumplido explicó que en un control policial dispuesto sobre avenida Vélez Sarsfield al 4000 divisaron al Fiat Argo circulando a toda velocidad y no lograron detenerlo. 
 
A raíz de ello montaron un operativo cerrojo para interceptarlos en Plaza de las Américas: según la versión del comisario, como tampoco frenaron, allí comenzaron a perseguirlos y dispararles. 
 
El final del raid se dio en Bv. Chacabuco esquina Corrientes, ya pleno corazón de la ciudad, donde encontraron al conductor del vehículo, una joven que sería su novia y a Valentino, ya con el balazo. Pese a que llamaron al servicio de emergencias, el adolescente ya estaba muerto. En el camino, otros dos jóvenes que iban en el auto se bajaron. 
 
POR QUÉ HUÍAN 
 
Florencia, hermana del conductor del Fiat, dialogó con Arriba Córdoba y explicó que todo comenzó a las 00:30, cuando los amigos volvían de un bar. Allí, según explicó, motochorros los interceptaron y golpearon el auto para robarles. 
 
En base a esta versión, que también fue relatada a la policía por quien manejaba el auto, los jóvenes se sintieron amenazados y aceleraron a toda velocidad para huir de los ladrones. 
 
Florencia dijo que, en ese momento, los motochorros se toparon con el control policial y le dijeron a los efectivos que la situación era al revés: que ellos eran las víctimas y que los ocupantes del Fiat habían querido asaltarlos. 
 
Fue a raíz de ese presunto falso testimonio que habría comenzado la persecución que terminó de manera fatal. 
 
INVESTIGAN ABUSO POLICIAL 
 
El comisario Cumplido confirmó que los integrantes de dos patrullas junto con los jefes policiales de turno y otros efectivos que colaboraron en el operativo deben declarar. A partir de la investigación se decidirán los pasos a seguir, pero habría dos policías que están más comprometidos. 
 
“El hecho amerita una profunda investigación”, se limitó a decir el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, al ser consultado por El Doce. 
 
De todas maneras, Cumplido expresó que los policías sólo pueden utilizar sus armas de fuego “en caso de extrema necesidad y en última instancia”. 
 
INDIGNADOS Y SIN EXPLICACIONES 
 
El padre del joven también habló en vivo con Arriba Córdoba y apuntó contra la Policía. "No tenemos certezas. Es extraño, no recibimos ni un llamado, ni yo ni la madre. Ni de la Policía ni de la Justicia, nada", dijo Ramiro. 
 
"Los chicos se conducían en el auto y recibieron una barbaridad de disparos. Uno le impactó a este chico que iba sentado atrás, no iba conduciendo", relató. 
 
Al llegar a la escena junto a la madre, vieron "un operativo impresionante" y se quejó porque "No nos permitieron pasar para que vea a su hijo". 
 
Fuente: 
El Doce TV