Viernes, 26 Junio, 2020 - 09:01

Un caso exitoso en Misiones: cercas eléctricas para evitar el ataque del yaguareté al ganado vacuno

Por Horacio Torres

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En el marco de una disertación en un evento online, el Director Ejecutivo de Red Yaguareté Nicolás Lodeiro Ocampo, expuso un caso de éxito en la prevención de predación de yaguareté al ganado vacuno en la Provincia de Misiones.
 
Durante su alocución el conservacionista destacó que mediante la implementación de un sistema de cercas eléctricas se logró la depredación ‘cero’ del felino al ganado vacuno, en campos linderos al Parque Provincial Salto Encantado, en la Provincia de Misiones.
 
Lodeiro Ocampo inició su introducción advirtiendo que en Argentina “el yaguareté está en peligro crítico de extinción, porque quedan menos de 250 ejemplares que no están todos juntos”.
 
 
Este 5 de junio el Director del Programa Convivencia Yaguaretés y Personas expuso a través de la plataforma ZOOM acerca de “Prevención de ataques de yaguareté Panthera onca a ganado vacuno mediante cercas electrificadas en Misiones, Argentina. Un caso de éxito”.
 
El evento gratuito que convocó a más de 600 participantes estuvo organizado por Webinar Coexistencia con Fauna en Latinoamérica. El Director de la organización sin fines de lucro, explicó que la Fundación tiene por objetivo principal salvar al tigre criollo de la extinción en la Argentina, mediante la implementación de distintos programas como el de convivencia entre yaguaretés y personas, monitoreo poblacional y el de cacería cero, por citar algunos.
 
 
“Con anterioridad al programa de convivencia, las sucesivas predaciones del yaguareté en haciendas ganaderas, determinaba que todos pierdan; los ganaderos sus vacas y los yaguareté sus vidas”, explicó Lodeiro Ocampo. “Nuestra meta es que todos ganemos: que los ganaderos puedan continuar con su trabajo y los yaguaretés viviendo en los montes.
 
El secreto es bajar la conflictividad, buscando armonizar la convivencia de intereses como forma de superar el conflicto”, explicó.
 
Desde el año 2011 la Red Yaguareté comenzó a desarrollar sistemas de alambrados y corrales electrificados para evitar que los felinos se acerquen al ganado. “Por eso nos alegra mucho comunicar que hemos tenido ‘Predación Cero’ alcanzando los 6 años ininterrumpidos sin incidentes, desde que se implementó el sistema. Se han completado dos campos más que se incorporaron hace poco, y se están cerrando acuerdos con otros dos, alcanzando un total de cinco establecimientos, uno de ellos ya ha recibido la primera certificación de Producción Ganadera adecuada a la convivencia con grandes Felinos del país”, sintetizó Lodeiro Ocampo.
 
 
“Concretamente las acciones conjuntas emprendidas sirvieron para que el hacendado no mate al yaguareté y este no deprede el ganado. La colocación de cámaras trampa ayudó además para conocer y monitorear la presencia del yaguareté, revelando la dinámica poblacional de los individuos en la región. En paralelo y para las zonas no intervenidas se redactó un protocolo de registro de predación, que ante denuncias y comprobación sirvió para la implementación de un sistema de compensaciones”, agregó.
 
En este sentido “todavía queda un largo camino por recorrer en materia de conservación de la especie, como lograr la reglamentación de la ley de grandes felinos aplicable y funcional con un sistema de resarcimiento; tanto como ampliar la electrificación de corrales a todos los campos ganaderos de la zona, estableciendo un ordenamiento de tierras ganaderas dentro del corredor verde. Completando las acciones de concientización e información en escuelas agrotécnicas y ferias ganaderas”, dijo.
 
 
El Director de Red Yaguareté cerró el relato de la exitosa experiencia con una reflexión: “Tenemos la gran oportunidad de evitar la extinción del tigre criollo, comprendiendo que hay opciones y soluciones para la convivencia de todas las partes, si buscamos entre todos poner nuestra mejor predisposición y buena voluntad”.
 
 
RED YAGUARETÉ EN CHACO
 
También resulta significativo destacar que en octubre de 2018 -justo un año antes del primer hallazgo de huellas confirmadas de yaguareté en el Parque Nacional El Impenetrable-, el Director Ejecutivo de Red Yaguareté Nicolás Lodeiro Ocampo suscribió un convenio de cooperación técnica e institucional con las autoridades del Gobierno del Chaco.
 
De acuerdo con algunas estimaciones quedan menos de 20 ejemplares en la región, a lo que se suma la presencia de Qaramta en el Parque Nacional El Impenetrable.  Se trata del primer ejemplar autóctono monitoreado con collar de seguimiento satelital.
 
“Desde esta fecha se vienen llevando a cabo acciones tendientes al control y penalización de la cacería. Además de acciones tendientes a la modernización de los Parques Provinciales Loro Hablador y Fuerte Esperanza; para que puedan preservar sus especies y educar a los habitantes de las comunidades circundantes acerca de las ventajas de la conservación y el gran potencial turístico que tienen actividades como la observación de aves y fauna”, explicó el conservacionista.
 
Junto con la firma de los documentos oficiales llegaron también las primeras acciones concretas en terreno, con la colocación de cámaras trampa dentro del Parque Nacional El Impenetrable, en las inmediaciones del Río Bermejo; que permitieron monitorear la presencia de sus habitantes, incluidos los grandes felinos como el Puma y el Yaguareté.
 
La suscripción de este acuerdo estableció que Chaco se constituirá en querellante contra aquellas personas que cometan delitos contra los yaguaretés como así también contra otros monumentos naturales. De esta forma cobra real sentido la figura legal de monumento natural agregó, Lodeiro Ocampo.
 
En materia de conservación hay mucho por hacer, pero las experiencias de otras provincias como Misiones para la prevención de ataques de yaguareté al ganado mediante cercas electrificadas, abre un panorama de oportunidades en la búsqueda de convivencia armónica entre el hombre y la naturaleza, entre los yaguaretés y las haciendas ganaderas, sin exclusiones, ni depredaciones, que valen la pena transitar para el beneficio de todos los chaqueños.