Martes, 25 Agosto, 2020 - 12:44

A tres años de su inauguración: la participación de la sociedad civil posibilitó la creación del Parque Nacional El Impenetrable

Por Horacio Torres (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desde que se inauguró el Parque Nacional El Impenetrable el 25 de agosto del 2017, algunos avances significativos ya se pueden contabilizar en materia de conservación; mientras aumentan las expectativas por la puesta en marcha de proyectos de ecoturismo y de distintas actividades recreativas, que se están empezando a organizar a nivel institucional y comunitario, para que la presencia del visitante ayude a impulsar el desarrollo económico de la región.

La vasta extensión de monte chaqueño, expresada dentro del Parque Nacional El Impenetrable encierra desde su creación misma a fines de 2014, algunas particularidades que lo hacen único como su gran extensión de 128.000 hectáreas, su gran biodiversidad, pero por sobre todo su “espíritu democrático”, como modelo y ejemplo de lo que significa el sentido de pertenencia y de participación de la sociedad civil y organizaciones ambientalistas. 

El Parque Nacional El Impenetrable es justo mencionarlo, es sinónimo de conquista ambiental por el gran esfuerzo que hicieron las entidades ambientalistas participantes, filántropos y ciudadanos comunes que contribuyeron con sus donaciones a conseguir los millones de pesos necesarios para comprar las tierras a los herederos. Gracias a todos ellos, hoy el Impenetrable está protegido por Ley y por la Administración de Parques Nacionales.

Desde entonces una sucesión de acontecimientos interesantes despertaron mayor interés de científicos e investigadores dedicados a la observación, monitoreo y conservación, respecto a importantes hallazgos y descubrimientos que se han producido en el último año: nada menos que la presencia de un ejemplar de yaguareté a fines del 2019, al que colocaron un collar de seguimiento satelital, bautizado con el nombre de Qaramta.

A esto hay que sumarle el registro de huellas de otros ejemplares del tigre criollo por estos lares, más el reciente descubrimiento de nuevas especies de insectos en el territorio del Parque Nacional. Para Qaramta lo más novedoso es que pronto tendrá la posibilidad de procreación si se produce la cruza con Tania, la hembra de yaguareté que la Fundación Rewilding Argentina trajo desde los Esteros del Iberá, para retenerlo en las inmediaciones y darle descendencia, con una nueva camada de cachorros para el Parque.

Este auspicioso panorama no solo despierta el interés de la comunidad científica, sino también de las comunidades locales y los emprendedores del Impenetrable, que interesados en recibir turistas y residentes ya se han comenzado a capacitar para la prestación de distintos servicios de ecoturismo. La aprobación de un proyecto que cuenta con financiamiento internacional permitió la compra de insumos y elementos de trabajo y la construcción de puentes, muelles y puntos de observación dentro y fuera del Parque Nacional.


Foto: Horacio Torres.

Desde el momento mismo de su creación, avanza el interés científico, la investigación y la conservación,  las expectativas turísticas por el desarrollo económico se multiplican en la  zona; pero se hace fundamental frenar la cacería para que el esfuerzo no caiga en saco roto, tanto como detener el avance de la frontera agrícola y ganadera, así como el continuo desmonte que sigue produciendo en las inmediaciones.


Foto: Horacio Torres.

Por otra parte las denuncias por deforestación nunca se detuvieron en todo este tiempo. Las imágenes satelitales descubren periódicamente parches por la pérdida de bosque en los alrededores, que cambian la apariencia en pocos días. El problema es que los desmontes, la agricultura y ganadería son fenómenos diferentes que coinciden en un punto: van aislando el espacio natural, quitándole la conectividad con las demás áreas protegidas de la región.


Foto: Horacio Torres.

Como lo fue desde sus orígenes, el Parque Nacional El Impenetrable requiere una vez más de la activa participación de la sociedad civil, en la concientización del necesario cuidado del ambiente, nuestros recursos naturales y el fuerte compromiso de poner un freno entre todos a la cacería de nuestros animales silvestres y el desmonte de nuestros bosques.

(*) Periodista ambiental.

PARA COMENTAR EN FACEBOOK HACER CLICK ACÁ