Miércoles, 5 Agosto, 2020 - 10:26

Tras la renegociación de la deuda, Capitanich pide “coincidencias básicas” para la recuperación económica

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El anuncio de la renegociación de la deuda por parte del Gobierno Nacional generó buenas expectativas en todos los sectores, que lo toman como un inicio para poder pensar en la recuperación económica. El gobernador de Chaco se expresó en ese sentido.
 
El acuerdo fue anunciado en la madrugada del ayer martes y durante la jornada ya se vieron los primeros buenos resultados, como un alza en las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street y una baja de un 6% del dólar blue.
 
El anuncio recibió el visto bueno de todo el arco político y también del sector económico. En una nota publicada por Diario Chaco, tanto desde la Bolsa de Comercio del Chaco (BCCH), como desde la Federación Económica del Chaco (FECHACO) y la Cámara de Comercio de Resistencia coincidieron en que esto afectará de buena manera al sector productivo y de pymes y les dará previsibilidad, además de ser la línea de comienzo hacia la recuperación económica.
 
En ese mismo sentido fue Jorge Capitanich, que brindó su opinión al respecto en nota para Ámbito Financiero titulada “El acuerdo por la deuda, el punto de partida para la recuperación”.
 
En el texto, Capitanich considera que “haber renegociado la deuda en forma exitosa compatible con nuestra capacidad de pago, promoviendo al mismo tiempo crecimiento económico y empleo es una metodología adecuada a los tiempos que vivimos”, además de calificar como “histórico” el acuerdo con los principales acreedores.
 
No ha sido una tarea fácil. Tampoco una deuda propia. Pero sí una responsabilidad asumir, frente a nuestro pueblo y frente a la comunidad internacional, lo que hemos dicho desde el primer día: nos hacemos cargo de las obligaciones que debemos afrontar como país. La responsabilidad del que gobierna es resolver los problemas que nos impiden crecer como país, no echar culpas”, escribió el gobernador.
 
Opinó también que “reducir los servicios de la deuda de 30.200 millones de dólares a 4.500 millones significa un importante ahorro que, ahora, podremos destinar a la reactivación económica y a la generación de empleos de calidad. Reducir la tasa de interés promedio de 7% a 3,07% nos evita hipotecar a las generaciones futuras, que sentirán, ahora, una menor presión. Reducir el impacto de 54 % de cada 100 dólares de valor nominal de los títulos emitidos implicó aceptar un complejo modelo de negociación”.
 
Reducir la deuda implica un gran salto para la Argentina. Independientemente de donde hayamos nacido o dónde vivamos, qué votemos o cómo nos llamemos. Sacarnos esta mochila de encima es, sin lugar a duda, un triunfo de todos los argentinos y todas las argentinas”, aseguró.
 
En lo que respecta a Chaco, el jefe provincial informó que “esta reestructuración nos permitirá reducir los intereses de la deuda emitida por la gestión anterior por 250 millones de dólares y los servicios de capital e intereses en un período de tiempo compatible con nuestra capacidad de pago”.
 
Esta secuencia de negociación responsable, primero con acreedores externos y, luego, con el FMI, es un primer paso para la recuperación del sendero de crecimiento económico, después de tres largos años de recesión y caída del PIB. Ya hemos visto las primeras reacciones favorables: una reducción notable del riesgo país y un alza récord de la bolsa”, celebró.
 
A continuación comparó el contexto actual con el del 2001 y consideró que a diferencia de aquel momento, ahora “el sistema financiero está líquido y solvente, a punto para canalizar mecanismos financieros de recuperación inmediata. Además, la capacidad industrial ociosa, junto a una infraestructura energética más desarrollada que entonces, constituye un desafío para la combinación óptima del uso de los recursos y factores productivos, con el objeto de impulsar en forma simultánea el consumo, las inversiones y las exportaciones”.
 
En ese marco, coincidió con Rubén Piceda de la BCCH y con José Luis Cramazzi de la FECHACO en que la agroindustria será de vital importancia para el proceso que viene. “La agroindustria constituye la piedra basal en el proceso de articulación de cadenas de valor agregado que promuevan empleos de mejor calidad y salarios dignos. Por eso, el presidente de la Nación, en una reciente presentación ante el Consejo de las Américas, identificó al sector agroindustrial como un eje estratégico que hay que potenciar”.
 
Y por eso también nosotros, en Chaco, hemos planteado con firmeza la creación y promoción del Consejo de la Agroindustria de Chaco. Queremos que Chaco sea la capital de la agroindustria argentina”, expresó.
 
Pensando en la salida de la crisis y una esperada reactivación económica, Capitanich indicó que “más que nunca, tenemos que estar unidos. La recuperación y reactivación económica, después de esta larga y profunda crisis, necesitará del consenso de todos los actores sociales, económicos, políticos e institucionales. Lo necesitaremos para garantizar el desarrollo de una comunidad productiva de intereses y objetivos comunes a los efectos de sostener el ejercicio y la ejecución de las políticas públicas de largo plazo. Este tiempo exige maximizar las coincidencias. Ya habrá tiempos para otras disputas, pero el núcleo de coincidencias básicas es hoy una necesidad imperiosa”.
 
Haber renegociado la deuda en forma exitosa compatible con nuestra capacidad de pago, promoviendo al mismo tiempo crecimiento económico y empleo, es una metodología adecuada a los tiempos que vivimos. Los gobernadores e intendentes hemos respaldado casi en forma unánime esta negociación defendiendo el interés nacional”, manifestó en la nota.
 
Y cerró: “Nación y provincias. Norte y Sur. Todos juntos. Unidos para poner a la Argentina y a cada una de nuestras provincias de pie”.

Notas relacionadas