Martes, 1 Septiembre, 2020 - 09:37

Toma de terrenos en Fuerte Esperanza: denuncian destrozos y amenazas de una familia vecina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La familia Chávez de Fuerte Esperanza denunció la usurpación de su terreno en el paraje Santa Rita, sobre la ruta 60, en jurisdicción de Taco Pozo, desde marzo pasado, además de destrozos en el lugar y amenazas por parte de quienes permanecen apostados allí.

Fue Cristian Miguel Chávez quien realizó las denuncias en mayo y agosto pasado, presentando los documentos que acreditan a su nombre la adjudicación de venta de 250 hectáreas aproximadamente, a través de una resolución con fecha de agosto de 2019 firmada por el entonces presidente del Instituto de Colonización, Walter Hugo Ferreyra.

Chávez da cuenta que por la compra del terreno abonó “el pago obligatorio del diez por ciento de la tierra ($13.750,00)” y además solicitó “permiso en las Oficina de Bosques para poder cortar madera y empezar a delimitar el predio y realizar otras mejoras”

Chávez sostiene que los responsables de la toma son los integrantes de una familia vecina que reclama el terreno como suyo, aseguró que sufre “amenazas y atropellos” y que además produjeron destrozos en el lugar.

“Cercaron el lote con árboles, le cruzaron camionetas Toyota Hilux, arrancaron el cartel que autorizaba el sirvo pastoril y cortaron los postes con moto sierra a unos 50cm de altura”, indica la denuncia.

Sostiene que, cuando puedo ingresar a ver, no encontró nada de lo que había construido: “sin cartel, las mejoras destrozadas, árboles y postes cortados. Incluso se refirió a un video en el que se ven cartuchos de escopetas tirados en el lugar”.

En su primera denuncia, del 29 de mayo, el productor ganadero adjuntó los documentos que acreditan que posee “la correspondiente autorización de las autoridades de Bosques para trabajar el monte, ya sea para extracción de madera o bien todo tipo de mejoras dentro del predio, dicho lugar actualmente se encuentra abierto en sus cuatro laterales”.

Explicó que en mayo “realizó un deslinde en la parte que da hacia la calle, logrando limpiar unos cuatrocientos metros aproximadamente, colocando postes” hasta que de un día para el otro sucedió la toma y las tareas se vieron frenadas.

Chávez responsabiliza de la situación a “la familia Algañaraz” con quien tiene “inconvenientes ya que reclama ese predio como suyo”. Por lo que decidió accionar penalmente contra “Algañaraz Domingo y la familia de éste, que viven en el predio lindante que se encuentra en la parte de atrás de su predio”.

En su segunda denuncia, del 16 de agosto, el productor sostuvo que más integrantes de la familia Algañaraz se instalaron en el terreno en cuestión y le impiden el ingreso al mismo.

“Están instalados con dos camioneta marca Toyota, con perros, donde yo comencé a plantar postes y me niegan el ingreso al mismo aduciendo de manera desafiante que el campo es de ellos que no tengo nada que hacer”, expresó y se lamentó que aún no tuvieron respuestas de la justicia ni de las fuerza de seguridad.  

Pulsa aquí para comentar en Facebook