Jueves, 15 Julio, 2021 - 16:29

Tenemos que cambiar
(*) Por Jessica González

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Gobierno nacional a minimizado desde el primer momento esta pandemia,  desde los dichos que no iba llegar el virus porque China quedaba muy lejos, a que se cura con un té, luego maximizó el encierro ineficaz,  dejando a la población encerrada y generando más de  un 10%  de pobres y más de 100 mil fallecidos, es decir las peores hipótesis que no se cumplirían se cumplieron.- 

El relato siguió con la vacunación que oficializaron que en diciembre del año pasado la mayoría estaríamos vacunados, pero 7 meses después solo el 13 % de los argentinos tienen las dos dosis, ni olvidemos la negativa durante meses a comprar vacunas para menores y grupos vulnerables por patéticos discursos ideológicos, y  lo que viene es muy difícil, mientras continúa el relato de inclusión  tras  el cierre de los centros educativos, millones de niñas, niños y adolescentes vulnerables no tienen igual acceso a la formación online a distancia, pero tampoco a servicios básicos que recibían en el ámbito escolar, inclusión es el futuro, preparar a los chicos para un mundo complejo y de eso la ausencia del Estado es atroz . 

Además, nuestros niños  están  expuestos a riesgos adicionales de los que, normalmente, están protegidos en los centros educativos y en las redes de protección y cuidados comunitarias más allá del hogar y la familia. Si los recursos y las posibilidades de los más vulnerables ya son limitados, hoy tenemos que añadir  más riesgos y peligros. 

Los jóvenes más vulnerables y en riesgo de exclusión, especialmente las adolescentes, que ya se enfrentaban a importantes barreras de acceso al mercado de trabajo, por falta de políticas educativas  y ahora  encontrarán mas dificultades añadidas por el impacto económico y social de esta crisis, y nada se esta haciendo para esto, están todos afuera del sistema, con padres sin expectativas  que no pueden transmitir a sus hijos que estudiar en la Argentina va generar un futuro, que ven que la subsistencia depende de la dádiva oficial que no es otro que la terrible presión tributaria convertida en prebenda clientelar   agotando los pocos  sectores económicos activos en la Argentina . 

En definitiva el gobierno NOS MINTIÓ  en lo económico, en lo educativo, en lo social, nuestro futuro es preocupante, por eso, es momento urgente de Cambiar.-    

(*) Por Jessica González - Prosecretaría Comité Provincial UCR CHACO