Jueves, 11 Julio, 2019 - 09:56

Nuevos sondeos de cara a las PASO marcan que Macri se acerca a Alberto Fernández

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los números de dos nuevas encuestas de cara a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto marcan un acercamiento entre las fórmulas oficialistas Mauricio Macri- Miguel Ángel Pichetto y la opositora Alberto Fernández-Cristina Fernández.

Según los sondeos de Management & Fit (M&F) y de Opinaia, a un mes de las PASO, la fórmula kirchnerista le saca una muy leve ventaja a la oficialista, ya que colocan a los Fernández con apenas entre 1,7 y 3 puntos de ventaja para el 11 de agosto.

Si bien, de cara a un eventual balotaje, la pelea es voto a voto, según publica Clarín en su edición de este jueves, la expectativa está puesta en si efectivamente habrá segunda vuelta o alguno de las fórmulas obtendrá un triunfo en la primera, el 27 de octubre, superando los 45 puntos. Y desde ambos espacios apuestan a eso.

LOS NÚMEROS

El relevamiento de M&F, al que accedió Clarín, se realizó sobre 2.000 casos, entre el 1 y el 8 de julio. Se presenta con un margen de error de +/- 2,2%. Lo que, en una pelea tan pareja, toma especial relevancia ya que, estadísticamente, para ambas mediciones (PASO y balotaje) hoy el kirchnerismo y el oficialismo estarían en lo que se conoce como un empate técnico.

Esta encuesta es la más nueva y la que menor diferencia le da a la dupla del Frente de Todos para las Primarias: 39,9% contra 38,2% de Juntos por el Cambio. Sólo 1,7 punto arriba, cuando en mayo los separaban 8,6 (35,7% vs. 27,1%).

Sobre el posible balotaje, el informe de M&F sostiene que se mantiene una puja cerrada, pero con el oficialismo arriba: Macri-Pichetto 45% vs. Alberto-Cristina 42,9%. Otras consultoras también daban cuenta de este fenómeno: en un mano a mano, el Gobierno se acercaba más o incluso pasaba por poco al binomio opositor.

Por su parte, el sondeo de Opinaia incluye 3.000 casos relevados también en julio, con un margen de error de +/- 1,7%. Para las PASO, ubica a los Fernández con 32 puntos, contra 29 del oficialismo. Tres puntos arriba, contra los cinco que tenía en mayo (33 a 27). Para un balotaje, siguen los kirchneristas al frente pero por casi nada: 40 a 39.

Según consigan la publicación de Clarín, en caso de confirmarse estas tendencias, podrían darse dos fenómenos particulares: 1) Volvería una polarización muy profunda, como no ocurría desde hace 20 años, cuando entre Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde sumaron más de 86 puntos; 2) La polarización se daría entre dos espacios que tienen un alto rechazo.

Con diferencias de décimas, en el estudio de M&F los cuatro integrantes de las fórmulas más taquilleras tienen más de 50 puntos de "no lo votaría". Cristina 51,9%, Alberto F. 50,9%, Pichetto 50,7% y Macri 50,3%.

MACRI, EN ASCENSO

Todas las encuestas, incluso las que miden para el Instituto Patria, señalan que Macri mejoró todos los números vinculados a su imagen, gestión e intención de voto, desde que tocó su piso entre mediados y fines de abril. Entonces se conoció el número de inflación de marzo, con un indeseable 4,7%, y hubo que recurrir desesperadamente al FMI para pedir un nuevo cambio en el programa financiero y monetario; básicamente, permiso para intervenir en el mercado de cambios y evitar una disparada del dólar.   

Según agregan los analistas, también incidió la caída de la "tercera alternativa". Ya que el único emergente de la interna del peronismo no kirchnerista, el economista Roberto Lavagna, hoy no llega a los dos dígitos: Management & Fit lo tiene en 6,9%. Esa merma del espacio, que se deshizo con las huidas de Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto, cada uno a un lado de la grieta, engordó más al oficialismo que al kirchnerismo.

M&F sostiene que Macri dio el principal salto en su intención de voto en junio, cuando alcanzó 34,9 puntos, después de orbitar en 27 y poquito durante marzo, abril y mayo. La suba más pronunciada del Frente de Todos, en tanto, se dio en entre abril y mayo, cuando pasó de unos 30 a casi 36.  

PASO CLAVE

Los resultados de las PASO serán clave y, en ese punto, analistas y políticos de ambos espacios trazan tres hipótesis: 1) Si el kirchnerismo saca 8 o más puntos de ventaja, como ocurrió en 2015, será un escenario muy difícil de revertir para el Gobierno. Incluso no se descartan turbulencias financieras que aceleren las complicaciones para la Rosada. 2) Si la ventaja opositora se reduce a 3 ó 4 puntos, la pelea se tensionará al máximo sin poder vislumbrar hoy un favorito. Habrá que ver la evolución casi diaria del panorama político y económico. 3) Si gana el oficialismo, hay empate o incluso si quedara una distancia a favor de los K pero ínfima, Macri se encaminaría a una reelección.

Es que la distancia en las PASO, y en qué parámetros se da, será fundamental para acelerar o alejar la posibilidad de un triunfo en primera vuelta.

La publicación del matutino nacional hizo hincapié en que además de las dos nuevas encuestas, Clarín difundió otra media docena de trabajos nacionales (realizados entre finales de junio y principios de julio) que también mostraban cómo se fue acercando el oficialismo, aunque siempre debajo, al kirchnerismo para las PASO: daban distancias de entre 2,9 y 7,6 puntos.